Artículos

Publicado el 28 de Abril de 2017 por Valentin Kahl

0

Brooms up! Quidditch: un deporte alternativo

Hoy vengo a hablaros de quidditch. Efectivamente, ese famoso deporte bien conocido gracias a la saga de Harry Potter, pero en su versión muggle1. El quidditch como deporte, nace en Estados Unidos en el año 2005, en la Universidad de Middlebury, inspirado, naturalmente, en los libros de J.K Rowling, con lo que hablamos de una actividad muy reciente y que, de hecho, no llega a España hasta el 2012. Aunque realmente ha crecido exponencialmente en el último año y medio, tiempo en el que han nacido nuevos equipos y se han ido, poco a poco, organizando las ligas regionales, así como la Copa de España2. De manera que hablamos de un deporte que, por su reciente nacimiento, es aún muy endeble pero que marca, gracias a su novedad, un compromiso social, más allá de lo puramente deportivo y físico. Por ello, en este artículo intentaré explicar, en primer lugar, en qué consiste su juego y, principalmente, potenciar a los lectores a su participación. En la segunda parte, explicaré algunos aspectos sociales de este deporte, así como su compromiso contra la segregación de género.

Como anotación, este deporte de origen anglosajón contiene muchos términos en inglés que no tienen una traducción al español, todo este vocabulario estará en cursiva y siempre, en el caso que así exista, se usará preferentemente la expresión en español sobre la empleada en inglés.

¿Cómo se juega al quidditch?

Es la pregunta usual que se le suele hacer a un jugador de quidditch, seguida de si volamos o no. No, no volamos (todavía), corremos con una escoba entre las piernas, que es aún más divertido. A modo introductorio, el quidditch es un deporte de contacto y mixto, cuyo objetivo es marcar el mayor número de goles posible al equipo contrario y atrapar la snitch. Cada gol vale 10 puntos y el equipo que atrape la snitch, que sale al campo en el minuto 17′ de partido, recibe 30 puntos y marca, a su vez, el fin del partido. El ganador será el equipo que más puntos tenga, independientemente de si ha conseguido o no la snitch.

El campo sobre el que se desarrolla el juego es rectangular y con una forma semicircular a ambos lados, normalmente sobre césped artificial o natural. Tres aros de altura diferente se sitúan en los extremos de ambos lados del campo, son las porterías donde se marca el gol. Los jugadores deben ir en todo momento montados sobre una escoba entre las piernas, aunque actualmente suelen ser tubos de PVC, originariamente eran escobas con un cepillo en su parte trasera. Al ser poco práctico, este tipo de escobas se han ido suprimiendo con el tiempo. El desmontarse de ella voluntaria o involuntariamente implica que el jugador debe volver a sus aros – los que defiende –, tocarlos, y volver a montar sobre la escoba. La escoba, elemento de debate, permite igualar las capacidades físicas de los jugadores, ya que al ser un objeto extraño entre las piernas, una parte de la atención del jugador va a estar dirigida a que esta no se caiga. Con el tiempo y el entrenamiento, la escoba llega a ser algo común para cualquier jugador. Personalmente, y aunque hay personas que apuestan por su eliminación, creo que ha de mantenerse, es uno de los símbolos principales de este deporte.

Tras hacer un esbozo general del juego conozcamos las posiciones existentes. En campo se sitúan siete jugadores, aunque inicialmente salen seis, el séptimo sale cuando entra al campo la snitch. Para reconocer la posición de cada jugador este lleva en la cabeza una cinta de un color.

  • Hay, pues, un guardián o keeper, su objetivo es similar a la de un portero de fútbol: evitar que entren goles en su portería. Aunque esto lo puede hacer casi cualquier jugador, el guardián dentro de su área tiene una inmunidad que no tienen otros jugadores. Se identifica por llevar una cinta verde. El guardián también puede salir de su área y marcar gol, sería un cuarto cazador.

  • Los cazadores o chasers al igual que el guardián, realizan el juego con la quaffle. Es la pelota con la que se marcan los goles en las porterías. Hay tres cazadores por equipo, más el guardián cuando sale de su área. Se identifican por llevar una cinta blanca. Quien escribe juega en esta posición.

  • Los golpeadores o beaters son dos por equipo y lanzando la bludger tienen que neutralizar a los cazadores y golpeadores del equipo contrario. Cuando un jugador es golpeado por esta pelota debe desmontar de su escoba e ir a sus aros, tocarlos, y volver a montarse en la escoba. Hay tres bludgers en todo momento, lo que garantiza que al menos uno de los equipos tenga una. Se identifican con una cinta negra.

  • Por último, tenemos al buscador o seeker, una cinta amarilla es su elemento identificativo. Su objetivo es capturar la snitch. Cuando esta es atrapada, los árbitros (suele haber entre siete y nueve oficiales) deliberan sobre si la captura fue legal o no. Si lo es, finaliza el partido. La snitch es llevada por el snitch runner que es uno de los oficiales, quien va vestido enteramente de amarillo. Este lleva colgando en la parte posterior de su cintura una especie de calcetín donde va metida una pelota de tenis y, como si fuera una cola, debe protegerla para evitar que el buscador la atrape. No se puede ejercer sobre el corredor de la snitch ningún contacto físico, en caso contrario la captura sería inválida.

El contacto físico es algo habitual, caídas al suelo y placajes están a la orden del día en este juego, de manera muy parecida al rugby u otros deportes de contacto. Naturalmente, se penalizan las jugadas donde pueda existir un riesgo físico para las personas. Al igual que el lenguaje mal sonante también es penalizado, y dependiendo de la expresión empleada, el jugador podría llegar incluso a ser expulsado. Las protecciones físicas como bucales, protectores de cabeza o incluso para pectorales y espalda, es algo recomendable. En algunas competiciones internacionales su uso es obligatorio.

De manera muy general, esto es el quidditch en su sentido deportivo, realmente tiene muchas cosas que me dejo, pero porque quiero tratar y centrarme en los aspectos sociales. Es una práctica deportiva muy nueva y las normas están en constante evolución. En plataformas audiovisuales de Internet existen varios vídeos en los que se explica cómo es el quidditch, aunque en realidad lo mejor será siempre probarlo y conocerlo en persona.

Quidditch: un deporte en el que cabemos todas.

En todo el Estado español hay, entre activos e inactivos, unos 15 equipos de quidditch repartidos por diferentes partes de la geografía. Estos se organizan en ligas regionales que en algunas ocasiones no se corresponden a una región concreta, debido a la inexistencia de equipos en muchos lugares. A nivel estatal español, el quidditch se organiza entorno a dos NGB’s3: La AQE (Asociación de Quidditch España) y la AQC (Assocciació de Quidditch de Catalunya). Cada uno con su selección nacional diferente que participa en los torneos internacionales, como los mundiales de Quidditch o los próximos juegos europeos que se celebrarán en Oslo este verano.

Sin embargo, y a efectos prácticos, predomina la autogestión por parte de los equipos. El material suele ser fabricado por los miembros de los equipos, tanto las escobas como los aros. Además, en el deseo de promocionar este deporte, hay varios torneos en el estado español, donde también existe una autogestión de quien lo organiza. En algunos casos, varios Ayuntamientos han facilitado la promoción del deporte, pero el apoyo institucional hasta ahora ha sido escaso. El próximo 6 de mayo varios equipos estaremos en Santiago de Compostela en el Torneo do Camiño, competición organizada por Lumos Compostela, equipo de dicha ciudad y actual campeón de España. Todo ello ha propiciado, desde mi punto de vista, la generación de un apoyo mutuo con el objetivo de sacar adelante entre todas estos torneos, que buscan, además de la propia competición, la unión y el fortalecimiento o la creación de vínculos entre quienes practicamos este deporte, más allá de las experiencias puramente deportivas.

Por otro lado, el quidditch nace como deporte que busca la igualdad en un sentido amplio. Una de las reglas es el “four maximun gender rule”. O la regla de máximo cuatro personas del mismo género (que no sexo) en el campo, obligando a que haya sobre el terreno, al menos, dos jugadores de género diferente al del género dominante. Contará el género con el que se identifique el jugador no su sexo, por lo que, naturalmente, son absolutamente bienvenidas todas las personas. De esta manera, el quidditch busca la integración de las compañeras y de toda la comunidad LGBTQ.4

De hecho, la IQA5 en el 2013 creó el Title 9 ¾6 que busca la integración de todas las personas, independientemente de su género. La IQA, inspirándose en el reglamento del quidditch estadounidense, argumenta que si tanto hombres y mujeres saben competir en igualdad, sabrán valorar las habilidades del otro, independientemente de su género. Si ese respeto existe en el terreno de juego, esto ha de ser extensible a otros aspectos de la vida. Con esto, el quidditch busca dar un paso más y, con ello, promover la participación de personas transgénero o que no se sientan identificadas dentro de la normatividad del binarismo,7 buscando ser un deporte ejemplar en este sentido.

Así pues, sin importar si somos mujeres, hombres o no nos sentimos vinculados a ningún género, somos todos bienvenidos en este deporte que está creciendo. Tampoco es relevante el estado físico en el que nos encontremos, la fuerza, la agilidad y el fondo se adquiere practicándolo. Pocos de los que estamos dentro de este deporte somos auténticos atletas, pero nadie se verá discriminado por ello. Prima, por encima de los demás, el compañerismo, el apoyo mutuo. El quidditch no deja de ser, al final, el denominador común que nos une. Además, es una excelente oportunidad para conocer personas maravillosas. Si alguno de los lectores se encuentra interesado, le animo a que busque si en su región existe algún equipo de quidditch. Las redes sociales son un buen motor de búsqueda para ello. Os esperamos y brooms up!8

1 El término muggle dentro del mundo de Harry Potter hace referencia a todo ser no mágico.

2 En la Copa de España, los equipos que queden campeón y subcampeón compiten en la European Quidditch Cup, una especie de Copa de Campeones europea.

3 Siglas de National Governing Body, se podría traducir por Órgano Nacional. Son las plataformas organizativas regionales o nacionales a través de las cuales un deporte, por ejemplo en este caso el quidditch, se organiza.

4 Siglas de Lesbianas, Gais, Bisexuales, y Transexuales.

5 La IQA es la International Quidditch Association, o lo que es lo mismo, la Asociación Internacional de Quidditch. Compuesta por miembros de todas las regiones donde existe este deporte, buscando su promoción internacional. Desde la IQA, entre otras cosas, se emite el reglamento internacional que rige este deporte. Al ser un deporte tan nuevo, el reglamento suele modificarse cada dos años, aproximadamente.

6 En la saga de Harry Potter, es el nombre del andén donde los alumnos toman el tren que les lleva a la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. 

7 Con el concepto de binarismo se hace referencia a la dualidad de género hombre y mujer. Ello implica que existen personas que no se sienten identificadas necesariamente con uno de los dos géneros.

8 Es la expresión usada por el árbitro para dar inicio a los partidos. Significa “escobas arriba”

Tags: , ,


Acerca del autor

Valentin Kahl

Libertario porque sobre mi cuello no cuelgan santos, ni a espalda llevo a amos. Sueño con claves de Fa y Sol porque si no puedo desafinar, no es mi revolución. Jugador de Quidditch porque otros deportes son posibles. Historiador porque, aunque quieran, el pasado y el futuro siempre serán nuestros. En proceso deconstructivo y creativo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 × 1 =

Ir arriba ↑