La red de la derecha populista, a través del atlántico

[Entrada publicada originalmente en Revista Crisis]

Hace cerca de un mes, el peruano Mario Vargas Llosa afirmó –emocionado- en la Convención Nacional del Partido Popular español, en la Sevilla, que:

“Los latinoamericanos saldrán de la crisis cuando descubran que han votado mal. Lo importante de unas elecciones no es que haya libertad en esas elecciones, sino votar bien y votar bien es algo muy importante porque los países que votan mal, como ha ocurrido con algunos países latinoamericanos, lo pagan caro”.

La Convención del principal partido de la derecha española consistió en una cadena de eventos en distintas ciudades, en los que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, pretendía revalidar su previsible candidatura a las próximas elecciones. Para tratar de mostrar músculo político y apoyos, la derecha española invitó a su Convención a personajes como Vargas Llosa, Nicolas Sarkozy (expresidente francés condenado por corrupción) o el exmandatario español José María Aznar. Este últim también hizo una clara referencia burlesca a lo que pensaba respecto de las manifestaciones indigenistas y anticoloniales del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador:

“Se ha cumplido el 200 aniversario de la independencia de México, enhorabuena. Pero usted, ¿cómo se llama? Andrés Manuel López Obrador. Andrés por parte de los aztecas, Manuel por parte de los mayas, López es una mezcla de aztecas y mayas... Y Obrador, de Santander” (Aznar 2021).

El liderazgo de Casado en el Partido Popular está siendo contestado por la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Díaz Ayuso acaba de conseguir una clara victoria en las elecciones autonómicas madrileñas en base a un discurso populista “desacomplejado” y cercano a la retórica del ala trumpista del Partido Republicano norteamericano. Sus apelaciones a la “libertad” frente a las restricciones sanitarias impuestas por el gobierno para tratar de controlar la pandemia de Covid-19, y su continuada política de declaraciones gruesas y provocaciones verbales, la han convertido en una posible candidata a suceder a Casado en la dirección de la derecha nacional, lo que ha desatado una guerra abierta en el Partido Popular de la Comunidad de Madrid.

El pasado 6 de noviembre, Isabel Díaz Ayuso recibió, con aires presidenciales al presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, con las siguientes palabras: “Es un honor recibir a un Gobierno como otros que también nos han elegido para hacer un alto en el camino, como hizo el presidente Guaidó de Venezuela, o hace poco el presidente de Colombia, Iván Duque”. Lasso, obviamente emocionado, afirmó seguidamente que acoge los consejos de Ayuso “como dos piedras preciosas que voy a guardar en mi corazón y en mi alma”. Ayuso hace su propia política exterior, incluso en ocasiones en conflicto con los posicionamientos del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

Pero el Partido Popular no es la única organización política española que está apostando por extender su influencia y sus lazos de colaboración con la derecha latinoamericana. También hace cerca de un mes, la Fundación Disenso, vinculada con el partido ultraderechista español Vox, hizo pública la llamada “Carta de Madrid, en defensa de la libertad y la democracia en la Iberósfera”. Como firmantes de este manifiesto figuran numerosos militantes de organizaciones ultraderechistas de distintos países, como la portuguesa Chega, o la italiana Fratelli d´Italia. También numerosos políticos, activistas y personajes conocidos de la derecha latinoamericana. Entre ellos cerca de una veintena de ciudadanos ecuatorianos, entre los que se incluyen el ex director de la Inteligencia del Ejército, Mario Pazmiño Silva, varios asambleístas nacionales del Partido Social Cristiano (Gabriela Weber y Henry Kronfle) y la coordinadora de la red Vida y Familia, Amparo Medina, entre otros. La tesis principal del manifiesto es la siguiente:

Una parte de la región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países. Todos ellos, bajo el paraguas del régimen cubano e iniciativas como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica. La amenaza no se circunscribe exclusivamente a los países que sufren el yugo totalitario. El proyecto ideológico y criminal que está subyugando las libertades y derechos de las naciones, tiene como objetivo introducirse en otros países y continentes con la finalidad de desestabilizar las democracias liberales y el Estado de Derecho”.

Como podemos ver, la derecha y la ultraderecha se rearman en América Latina, bajo la tutela y con la estrecha colaboración de la ultraderecha y la derecha españolas. Un estrecho vínculo transatlántico une cada vez más a las iniciativas semi-trumpistas de personajes como Isabel Díaz Ayuso y sus contrapartes latinoamericanos como el presidente del Partido Republicano chileno José Antonio Kast, o el dirigente de la formación argentina Avanza Libertad, Javier Milei. Una miríada de fundaciones, asociaciones de diverso tipo y medios de comunicación digitales actúan como el sistema sanguíneo de la nueva internacional del populismo de derechas en su vertiente relativa a la llamada “Iberósfera”. El dinero fluye en ambas direcciones y los dirigentes de ambas riberas del Atlántico se reúnen en convenciones, encuentros y congresos partidarios o culturales.

Un creciente atado de relaciones une a las derechas españolas con las latinoamericanas, a los golpistas de Bolivia como Arturo Murillo, firmante de la Carta de Madrid, y a personajes como Eduardo Verástegui, actor y asesor de la Iniciativa de la Casa Blanca para la Prosperidad Hispana, impulsada por el presidente Trump, también firmante de la Carta. Lo que tienen en común es el ansia de poder y una idea básica y falsaria, pero también claramente expresada en el documento:

“El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas”.

Las relaciones de esta red hispanoamericana con el movimiento populista internacional impulsado por el expresidente norteamericano Donald Trump, son también estrechas. Recientemente Trump ha anunciado que va a lanzar su propia red social en internet, Truth Social. Truth Social es una iniciativa de Trump Media and Technology Group -una compañía liderada por el expresidente- el objetivo es unir bajo un mismo paraguas a la comunidad del universo mediático conservador de Estados Unidos. Pero, como anunció el 24 de octubre una investigación del diario económico español Expansión, en su accionariado van a figurar también ciudadanos brasileños vinculados al presidente Jair Bolsonaro y directivos del universo bancario español. La interrelación de las redes de la derecha populista internacional es cada vez más amplia. Una Gran Telaraña de fundaciones, partidos políticos, medios de comunicación, movimientos conservadores en “defensa de la familia” e iniciativas “ciudadanas” generosamente financiadas, conecta a los magnates norteamericanos de la energía y otros sectores con los “speakers” libertarianos y los “nuevos políticos” de todo el mundo. América Latina es, por supuesto, uno de sus objetivos fundamentales.

No nos engañemos por la retórica supuestamente “antisistema” y “libertaria” de la derecha populista. No en vano, la fundación Disenso, vinculada a Vox y animadora de la llamada “Carta de Madrid” comparte nombre con una conocida asociación estudiantil neonazi de la universidad madrileña de los años noventa del siglo pasado. No es difícil saber de dónde vienen y adónde van los populistas que gritan “libertad”, pero sólo quieren libertad para los movimientos de los capitales o para llevar a cabo despidos.

“Guardo sus consejos en mi alma”, dice Guillermo Lasso de Isabel Díaz Ayuso. La derecha populista ya tiene su propia internacional, informal pero real.

José Luis Carretero Miramar

Nuevo grupo anarquista en Rojava

El 10 de enero se hizo pública una formación anarquista combativa en Rojava. Llevan desde el otoño combatiendo y han participado en numerosas batallas apoyando al Batallón Libertad Internacional. Ahora salen a la luz con este comunicado:

Hoy, nosotros, un colectivo anarquista militante, anunciamos nuestra presencia en Rojava y nuestra participación en el recientemente reformulado Batallón Libertad Internacional. Tekoşîna Anarşîst (lucha anarquista) se formó en Rojava en el otoño de 2017. Pero optamos por no enfrentarnos al exterior debido a razones estratégicas y de seguridad. Con la amenaza inminente de la invasión turca, ahora creemos que en respuesta es importante volverse público y anunciar nuestra existencia aquí. Como internacionalistas anarquistas comprometidos, vemos la lucha aquí como una lucha importante por la liberación de las mujeres y la autodeterminación de los pueblos.

Desde nuestros inicios, hemos sido consecuentemente activos en la defensa de Rojava. Primero participamos en la defensa de Afrin, donde uno de nuestros miembros, Şevger Makhno, cayó martir por un ataque aéreo turco. Después de que Afrin fuera perdida ante los invasores, hemos estado comprometidos en la lucha final contra Daesh en el frente de Deir ez-Zor. A medida que el estado turco y sus representantes islamistas continúan amontonando tropas en la frontera, también hemos empezado a concentrarnos en la preparación para una potencial invasión.

Si bien muchos anarquistas eligen integrarse en las YPG, YPJ y otras unidades militares existentes, nuestra estrategia es algo diferente. Creemos que mantener una posición libertaria claramente antiestatal con una base física de operación nos permite involucrarnos con el movimiento aquí al mismo tiempo que promueve la tendencia anarquista. Vemos a la IFB como una formación revolucionaria internacional muy necesaria para la lucha inminente contra Turquía. La participación en este tabur nos permite participar en la autodefensa de los pueblos mientras conservamos nuestra autonomía como anarquistas.

La inminente invasión turca es una amenaza existencial para los kurdos, así como para otros grupos étnicos en la región, como los asirios, los armenios y los yazidíes. El estado turco desea extender su proyecto etnonacionalista expulsando a los indígenas de sus tierras y reemplazándolos con poblaciones no nativas como lo han hecho en Afrin; Exterminar a las minorías étnicas, borrar las identidades indígenas y prohibir las lenguas indígenas, es la base sobre la cual se construyó el estado turco. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras Turquía intenta llevar a cabo su proyecto genocida. Como en Afrin, una vez más estamos completamente preparados para solidarizarnos directamente con la gente de Rojava, luchando lado a lado hasta la victoria o la muerte.

Hacemos un llamado a los compañeros de todos los continentes para mostrar solidaridad con la gente de Rojava. Llamamos a la unidad contra el fascismo y al proyecto neocolonial del estado turco.

¡Muerte al fascismo!
¡Muerte a todos los que se interponen en el camino de la libertad!
¡Viva la resistencia de los pueblos!
¡Viva el internacionalismo revolucionario!

Twitter: @TA_Anarsist

 

Comunicado de apoyo al Ejército Zapatista de Liberación Nacional en México tras 25 años del levantamiento.

Hace 25 años, en la fría madrugada del primero de enero de 1994, una voz resonó en las montañas del sureste de México; al grito de ¡Ya Basta!, hombres, mujeres, niños y niñas declararon ser producto de 500 años de lucha y estar dispuestos a enfrentarse a una guerra genocida no declarada en contra de sus pueblos desde hacía muchos años; reclamaban trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz y poco después añadieron información y cultura.

La voz de los que hasta entonces no tenían rostro, no tenían voz, de los que convivían con la muerte, “tan cotidiana, tan nuestra que acabamos por dejar de tenerle miedo”, la de los muertos, “tan mortalmente muertos de muerte “natural”, es decir, de sarampión, tosferina, dengue, cólera, tifoidea, mononucleosis, tétanos, pulmonía, paludismo y otras lindezas gastrointestinales y pulmonares”, saltó fronteras y geografías y se oyó en pueblos y ciudades de todo el Planeta Tierra. Fuimos muchas, muchos los que miramos con asombro a aquellos que, para que los viéramos, tuvieron que taparse la cara y nos descubrían que la palabra dignidad era mucho más que una definición en el diccionario.

Durante estos 25 años, hemos intentado acompañarles y darles nuestro apoyo; hemos visto como han crecido, como los que eran niños y niñas en los días del 94, se fueron convirtiendo en adultos y como quienes entonces aún no habían nacido, son ya jóvenes y jóvenas con cargos en sus comunidades, responsables de salud, de educación, de agroecología... Hemos visto como han trabajado luchado para sacar adelante su autonomía, sus Municipios Autónomos, sus Juntas de Buen Gobierno; cómo han trabajado sus tierras recuperadas, cómo han construido clínicas y escuelas; cómo se han capacitado para mejorar la producción, para construir cooperativas y cómo han emprendido un camino en el que gobernar es un servicio que todas y todos pueden y deben ejercer en un territorio donde el pueblo manda y el gobierno obedece. Pero también hemos visto cómo de difícil ha sido ese camino; cómo han sido permanentemente atacados por paramilitares, por el ejército y por los diferentes gobiernos que, en estos años, han intentado desprestigiarlos, acallarlos e ignorarlos, al ver que no podían acabar con ellos.

No podemos olvidar todo el dolor, el sufrimiento y los muertos que los malos gobiernos han provocado. Desde los asesinatos de Severiano y Hermelindo Santiz López y Sebastián Santiz Gómez, a manos del ejército mexicano el 7 de enero de 1994 en el Ejido Morelia, Altamirano, Chiapas, a la muerte del Maestro Galeano, el 2 de mayo de 2014, a manos de integrantes de la CIOAC-Histórica en La Realidad, Chiapas, pasando por Gilberto Jiménez Hernández, ejecutado a sangre fría por un soldado del ejército, perteneciente a la Fuerza de Tarea “ARCOIRIS”, en 1995 cerca de la comunidad de La Grandeza, en la Cañada de Patihuitz o José Tila, asesinado en 1998 por paramilitares de Paz y Justicia cuando regresaba a de prestar testimonio ante la CIODH, en la zona chol del estado. Son solo seis nombres de una larga lista; y no, nosotros, nosotras, no olvidamos, no perdonamos.

Por todo eso, en estos días de enero de 2019, queremos afirmar que seguimos escuchando en nuestros corazones la palabra de los hombres, mujeres, niños y niñas bases de apoyo, de las autoridades autónomas zapatistas, de los milicianos, milicianas, insurgentes, insurgentas, mandos y Comité Clandestino Revolucionario Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y les decimos, desde nuestros tiempos y nuestras geografías.

 

¡NO ESTÁN SOLOS!

 

Por un mundo dónde quepan muchos mundos.

Planeta Tierra a 12 de enero de 2019.

 

FIRMAS ENERO 2019

 

Adherentes a la Sexta Barcelona, Barcelona, Estado Español

Asamblea de Solidaridad con México, Valencia, Estado Español

Asociación Espoir Chiapas, Francia

Asociación Interpueblos, Cantabria, Estado Español

ASSI (Acción Social Sindical Internacionalista), Zaragoza, Estado Español

Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai, Barcelona, Catalunya, Estado Español

Associazione Ya Basta! Milano, Milán, Italia

Caracol Zaragoza - Red de personas por la Autonomía Zapatista, Zaragoza, Aragón, Estado Español

Centro de Documentación sobre el Zapatismo - CEDOZ-, Madrid, Estado Español

Colectivo de Solidaridad con Chiapas "Tierra y Territorio Madrid", Madrid, Estado Español

Colectivo Mutvitz, Gard Vaucluse, Francia

Collectif Chiapas Ariège, Ariège, Francia

Comitato Chiapas "Maribel", Bergamo, Italia

Comite de Solidaridad con los Pueblos, Cantabria, Estado Español

Comité de solidarité avec les Peuples du Chiapas en Lutte (CSPCL), París, Francia

Confederación General del Trabajo (CGT), Estado Español

Espiral de Solidaridad-Semilla de Resistencia, Grecia

Grupo Cafez, Lieja, Bélgica

Gruppe B.A.S.T.A., Münster, Alemania

London Mexico Solidarity, Londres, Inglaterra

Lumaltik Herriak, País Vasco, Estado Español

Mut Vitz 13, Marseille, Francia

Red YA-BASTA-Netz, Alemania

TxiapasEKIN!, País Vasco, Estado Español

Y Retiemble. Col. de apoyo al EZLN y al CNI,, Madrid, Estado Español

20zln Italia,, Italia

Amparo Sánchez (Amparanoia), Barcelona, Estado Español

Carlos Taibo, profesor, Madrid, Estado Español

Jaime Pastor. Editor de la revista Viento Sur, Madrid, Estado Español

Marcos Roitman Rosenmann, profesor de Sociología de la Universidad Complutense, Madrid, Estado Español

Raúl Zibechi, Uruguay

Americasol, Francia

Anticapitalistas, Estado Español

Asamblea de Mujeres de Cantabria, Cantabria, Estado Español

Asociación Cultural Brasileña Maloka, Madrid, Estado Español

Associazione Jambo, Commercio Equo, Fidenza, Italia

BIZILUR, Asociación para la Cooperación y el Desarrollo de los Pueblos, Bilbao, País Vasco

Casa Nicaragua, Lieja, Bélgica

CNT Santander, Cantabria, Estado Español

Colectiva Pensaré Cartoneras, Valencia, Estado Español

Colectivo Me Planto (agroecología autogestionada), Perales de Tajuña, Madrid, Estado Español

Colectivo Agroecologica MePlanto, Madrid, Estado Español

COLECTIVO: Afinidades Anticapitalistas, Estado Español

Colectivo Granos de arena (Grains de sable), Francia-México

Colectivo Turas (autodefensa feminista), Madrid, Estado Español

Colectivo Anticapitalista de Burgos, Burgos, Estado Español

Colectivo Puente a la esperanza, Ciudad de México, México

Collectivo El Cambuche, Toulouse, Francia

Comando Cucaracha Colectividad Sonora, Zaragoza, Aragón, Estado Español

Comité de solidarité avec les Indiens des Amériques (CSIA-Nitassinan), Francia

Comité de l'Ariège du NPA ( Nouveau Parti Anticapitaliste), Francia

Confédération Nationale du Travail (CNT-f), Francia

Corsica Internaziunalista, Corcega

Ecologistas en acción, Estado Español

Fraguas Revive, pueblo okupado en la Alcarria de Guadalajara, Guadalajara, Estado Español

Groupe de soutien à Leonard Peltier - France (LPSG - France), Francia

Lxs verdes de Perales, Perales de Tajuña, m, Estado Español

Plaza de los Pueblos 15M, Madrid, Estado Español

Red Cántabra contra la Trata de Personas y la Explotación Sexual, Cantabria, Estado Español

Red & Anarchists SkinHeads sección Guadalajara, México, Guadalajara, México

SODePAZ Balamil, Valladolid, Estado Español

Union syndicale Solidaires, Francia

Adrián Esteban Merino, Aranda de Duero, Estado Español

Alba María Ajo Asensio, Madrid, Estado Español

Alberto Colin Huizar, Xalapa, Veracruz, México

Aline Pailler, Ariège, Francia

Aline Pailler, Ariège, Francia

Ana Fernández Cubero, Perales de Tajuña, Madrid, Estado Español

Andrés Pérez Castilla, Estado Español

Andrés Serrano Velasco, Murcia, Estado Español

Andrés López Menéndez, Majadahonda, Madrid, Estado Español

Ángel Poyato Bodega, Amayuelas de Abajo, Palencia, Estado Español

Ángel Martínez, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

Ángel del Río Sánchez, Profesor de Antropología Social de la Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, Andalucía, Estado Español

Ángeles de Paz, Valladolid, Estado Español

Anne-Marie Lamiable, Ariège, Francia

Anne Fernández, Francia

Annette Fontana,

Antea Izquierdo - Concejala del ayuntamiento de Burgos y militante feminista, Burgos, Estado Español

Antonino Puente Ranz, Santander, Cantabria, Estado Español

Antonio Flores González, Querétaro, México

Beatriz López Roldán, Chinchón, Madrid, Estado Español

Beatriz De Coro Sousa., Madrid, Estado Español

Belén Pérez Castilla, Estado Español

Bernard Riguet, Francia

Bernard Potet, Marsella, Francia

Berta Iglesias Varela, Madrid, Estado Español

Betty Oskanian, Francia

Bruno Baronnet, Xalapa, Veracruz, México

Bruno Le Dantec, periodista y escritor,, Marsella, Francia

Carina García Sanagustin, Barcelona, Catalunya, Estado Español

Carlos Soledad, Valencia, Estado Español

Carlos Samuel Camacho Ortiz, Cuautitlán, Estado de México

Carmen Alejandre Las Heras, Madrid, Estado Español

Carmen Palomar, Madrid, Estado Español

Catherine Delobel Pascal, Montpellier, Francia

Celia Alcubilla Hernando, Madrid, Estado Español

Cesar Gómez Bezanilla, Estado Español

Clara Redal Montané, Madrid, Estado Español

Cristèle Gomez, Cuges Les Pins, Francia

Cristina Grau Sanz, Barcelona, Estado Español

Cristina de Castro López, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

Daniel Gómez Martínez, Cantabria, Estado Español

Daniel Vidal, Nimes, Francia

Danielle Rocca, Marsella, Francia

David Hernando, Madrid, Estado Español

David García González, Leioa, Bizkaia, Euskal Herria

Didier Bourrut, Ariège, Francia

Diego Enrique Osorno, Sonora, México

Domnine Vonau, Marsella, Francia

Eladio Pérez Álvarez, Estado Español

Emma Diez de la Fuente, Cantabria, Estado Español

Enrique García González, Cantabria, Estado Español

Enrique Maraver, Puebla, México

Eric Alliez. profesor de filosofía, Kingston University, Londres, Gran Bretaña

Etienne Savoye, Maseille, Francia

Eugenia Méndez Condado, Madrid, Estado Español

Felipe Ortega, Ciudad de México, México

Fernando García Hernando, La Aguilera, Burgos, Estado Español

Franco Iacomella, Argentina

Gorka Ramos Hervella, Barcelona, Estado Español

Guillermo Villaseñor García,

Héctor Zetina, Cuernavaca, Morelos, México

Isabel Rónai Medina, Perales de Tajuña, Estado Español

Javier Pérez, Granada, Estado Español

Jean François Pelcot, Marsella, Francia

Jean-François Sibue, Marsella, Francia

Jesús León Pérez, Madrid, Estado Español

Jordi Carmona Hurtado, profesor de filosofía; Universidade Federal de Campina Grande, Campina Grande, Brasil

Jorge Alfonso Espinosa García, Jiquilpan, Michoacán, México

Jose María Rojas Ruiz, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

José V. Idoiaga Arrospide ("Petxo"), Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad. Universidad del País Vasco, Gernika, Bizkaia, Estado Español

José-Miguel Lorenzo Arribas, Madrid, Estado Español

Josu Egireun, Redacción Revista Viento Sur, Euskal Herria, Estado Español

JPaul Villion, Hyeres, Francia

Juan Carlos Vázquez Gómez, Robledillo de la Vera, Extremadura, Estado Español

Juan Wahren, investigador y docente, Universidad de Buenos Aires, Argentina, Buenos Aires, Argentina

Juan Felipe Ortega Canal,

Julia Yagüe Manzano, Madrid, Estado Español

Julia Blanco Ramo, Madrid, Estado Español

Julia Cristina Mena Violante, Salamanca, Gto, México

Lars Lichtermann, Berlín, Alemania

Laura Núñez Díaz, Madrid, Estado Español

Laura Uriarte Sánchez, La Palma, Canarias, Estado Español

Lola Sepúlveda Irala, Madrid, Estado Español

Luis Rica Saiz, Burgos, Estado Español

Luis González Reyes, miembro de Ecologistas en Acción, Madrid, Estado Español

Luisa Haro Álvarez, Aranda de Duero, Estado Español

Magdalena Gallego Fabregat, Ariège, Francia

Maider Agirre Alberdi, Donostia,, Euskal Herria

Malena Becerra Solá, Argentina

Manuel Nicola Fuertig, Luckau, Alemania

Manuela Santos,

Marc Bosson, Ariège, Francia

Marc Thouvenot, Sainte Anastasie, Fancia

Marcos López Vargas, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

María Luisa R.H., Madrid, Estado Español

María Amalia Gracia, profesora de El Colegio de la Frontera Sur, Unidad Chetumal, Chetumal, Quintana Roo, México

María Teresa Arroyo Araúzo, Aranda de Duero,Burgos, Estado Español

María Lourdes Fuente Torre, Madrid, Estado Español

María Asunción Ayuso González, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

Marisol Payá Cerdá, Santander, Estado Español

Marta Plaza, Madrid, Estado Español

Mélanie Ibrahim, Maseille, Francia

Mikel de la Fuente, del comité de redacción de la revista Viento Sur y profesor jubilado de Derecho del Trabajo de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsiatea., País Vasco

Monique Amade, Ariège, Francia

Nelly Barea Fernández, Cantabria, Estado Español

Nicolàs Falcoff, grupo musical "La insurgencia del caracol", Argentina

Nicole Streff, Aubagne, Francia

Nieves Botella Cañamares, Madrid, Estado Español

Nuria Escribà González, Madrid, Estado Español

Olga Clavería Iranzo, Segovia, Estado Español

Olga Parrondo Ruiz, Madrid, Estado Español

Pablo Absalón García Pérez, Madrid, Estado Español

Patricia Blasco Martín-Borregón, Madrid, Estado Español

Patricia Manrique, Cantabria, Estado Español

Pedro José Moral Moral, Madrid, Estado Español

Pierre Delobel, Montpellier, Francia

Pilar Gonzalo Arranz, Madrid, Estado Español

Pilar Redal Montané, Madrid, Estado Español

Rafael Montes Barrio, Estado Español

Raquel Andrés Sebastián, Aranda de Duero, Burgos, Estado Español

Roland Mélo, Lambesc, Marsella, Francia

Roland Mirouze, Ariège, Francia

Rosa Alcubilla, Aranda de Duero, Burgos., Estado Español

Rosa Lehmann, Freiburg, Alemania

Rosalía Castilla del Cura, Estado Español

Rosario Tomé,

Rubén Carretero Antón, Estado Español

Rut Moyano Lon, Valencia, Estado Español

Samuel Sánchez de Movellán Ruiz, Cantabria, Estado Español

Sara Bergasa,

Sergio Pawlowsky, Adahuesca, Estado Español

Stéphane Douailler, Professeur émérite de Philosophie Université Paris 8, Paris, Francia

Tanja, activista feminista, participante en el Primer Encuentro de Mujeres que luchan, Berlín, Alemania

Teresa González de Chávez Fdez., Tenerife, Canarias, Estado Español

Violette Doré, Nîmes, Francia

Virginia Pérez Castilla, Estado Español

Walter Cusin, Marsella, Francia

[Inocentada 2018] La internacional progresista, un gran paso para frenar el fascismo

Desde Regeneración recibimos con esperanzas la noticia de la nueva internacional progresista presentada por Sanders y Varoufakis y hemos recibido las invitaciones formales de Varoufakis y Sanders unos días atrás.

Creemos necesaria que la izquierda tenga un referente a nivel internacional capaz de ser una oposición real al ascenso de la ultraderecha alrededor del mundo. Ante una izquierda aún dividida y una socialdemocracia alineada con el neoliberalismo, es hora de revertir años de retroceso e inoperancia recuperando la verdadera socialdemocracia que describió Rosa Luxemburgo. A la vez, es necesario que recuperemos el discurso de clase que la propia izquierda se ha negado utilizarla, entregando el espacio político a la derecha. Este discurso de clase ha de interpelar a la clase trabajadora y sus condiciones materiales reflejarse en un programa y unas hojas de ruta realistas y realizables, que sirvan como referente no solo para los partidos políticos de izquierda y centro izquierda, sino también para las organizaciones políticas extraparlamentarias de Europa y el mundo, adaptándolo a la coyuntura de cada país y municipio.

Hasta ahora, la izquierda radical en los países del capitalismo tardío, es decir, de Occidente, solo tiene incidencia en lo local y a pequeña escala. Pese a nuestras diferencias con la socialdemocracia, creemos necesario construir un bloque unido de izquierdas como un bloque político confrontado con el bloque político de derechas. De esta manera, se nos abre una ventana de oportunidades para dar el salto de la micropolítica a la macropolítica al tejer alianzas con otras fuerzas políticas que tienen más influencia a nivel de país. También, a partir de estas alianzas, podremos radicalizar esta internacional para no solo recuperar el espíritu original de la socialdemocracia, sino también que la izquierda radical tenga voz en la macropolítica.

Conociendo el peligro de que fracase de nuevo otro "asalto institucional", debería ser clave para las anarquistas formar parte de la Internacional para proponer la necesidad de tener un pie en las calles y centros de trabajo, de manera que mantengamos la movilización social en las calles potenciando las organizaciones sociales ya existentes. Tener una fuerza electoral que capte los votos descontentos de la población es importante para frenar el avance de la derecha en las instituciones con el fin de impedir que sigan recortando en derechos sociales y difundiendo mensajes de odio. No obstante, no todo debe quedarse en lo institucional, y los programas radicales serán papel mojado si no hay presión social desde las calles. Es por esta razón por la que hace falta que estemos las libertarias, para equilibrar la balanza entre lo institucional y la calle.

Por ello, estamos en contacto con la internacional progresista para compartir material que quieran publicar así como que puedan empaparse de las ideas libertarias. Como propósito de año nuevo, consideramos participar en la internacional con el fin de frenar el fascismo que está creciendo prácicamente sin una oposición real. Es un desafío que nos concierne a todas.

En Regeneración queremos conocer tu opinión...

¡Hola! Desde Regeneración queremos pedirte un pequeño favor.

Normalmente nos limitamos a ofrecerte noticias, análisis y otros textos sin pedir nada a cambio. Pero desde hace un tiempo nos hemos estado preguntando: ¿Quién nos lee? ¿Qué le gusta y qué no? ¿Qué echa en falta en todo el trabajo que hacemos?...

Sabemos que nos sigues y nos lees habitualmente, y es por eso que hoy queremos pedirte un favor.

Nos gustaría que dedicases un minuto de tu tiempo a responder a una pequeña encuesta sobre Regeneración. Tus respuestas nos pueden ayudar a entender qué te interesa y cómo podemos mejorar. Te aseguramos que será algo muy breve y tus datos no serán utilizados con otro fin. Te animamos a responderla en el siguiente enlace:

¡Muchas gracias!

'Solo tenemos libertad de soportar esta violencia'. Evaristo Páramos.

Estamos comenzando a normalizar cantidades ingentes de violencia y represión, a la que los medios de comunicación de masas han ayudado decididamente. La saturación de información, la asimilación de esta información como un objeto de consumo más, y acostumbrar a nuestra mente a procesar mediante la dictadura de lo efímero, convierten la herramienta de la difusión de la inmediatez sin análisis en un desarme por completo. El domingo por la mañana amanecíamos una ocasión más con una noticia de represión a un artista y cantante por el contenido de las letras de sus canciones, y no solo por eso, sino por una actitud ideológica contestataria a la que el Estado español está atacando criminalmente. El conocidísimo Evaristo Páramos, ex cantante del grupo La Polla Records, y actualmente vocalista y compositor del grupo Gatillazo, fue retenido este fin de semana por la Guardia Civil en un festival de música en la provincia de Cádiz, donde fue identificado y denunciado por las alusiones que hizo en el concierto a la violencia ejercida históricamente y en el presente por esta institución represiva.

Lejos de afirmar que nos encontramos ante una deriva autoritaria de un determinado gobierno, muchas veces hemos denunciado y hemos planteado nuestros argumentos para considerar una línea ideológica ininterrumpida en la ideología fascista del Estado español desde 1939 hasta la actualidad, y perpetuada en la actuación de sus instituciones, independientemente de la envoltura de caramelo con la que quieran recubrir a determinados gobiernos, partidos burócratas o incluso la misma monarquía. La represión es la herramienta de un régimen para desactivar la lucha social, a mayor visibilidad de esta lucha y una estrategia más endeble por nuestra parte, ignorando las continuas alertas sociales en este sentido, mayor será el terreno que nos ganarán. Cada Estado que sustenta el capitalismo ejerce diversos niveles de represión midiendo las fuerzas legítimas de las que dispone, la capacidad de respuesta que tendrá que soportar por la comunidad social, y la cantidad de miedo o indiferencia sembrada en esa sociedad.

Seamos realistas, los movimientos sociales somos pocos, aunque ruidosos, fuera de nuestro ámbito militante encontramos el terreno de sobra abonado de una barbarie individualista que no aspira en absoluto a participar de una lucha colectiva. La POLÍTICA, en mayúsculas, la que hacemos cotidianamente las personas comunes de la calle está desprestigiada, y solamente valorada aquella que se hace con vistas a unas instituciones imposibles de reformar. Los colectivos estamos faltos de ideas, y no es de extrañar, no somos ajenos a toda esta cultura que nos arrastra por una cascada hacia los objetivos del sistema capitalista y que nos mantiene exactamente en el punto y las dinámicas que este prevé, porque admitámoslo, la ingeniería psicológica, como toda la ciencia, está de su lado.

No queremos ni un ápice de pesimismo, queremos dosis de realidad, y un cambio de dinámicas, retomar las interminables charlas de nuestras abuelas y abuelos, en lugar del consumo desenfrenado de información, vernos en persona para reconocernos hastiadas, desahuciadas de la vida, porque verdaderamente reproducimos una ficción de vida, no producimos nuestra propia vida con autonomía colectiva. Las primeras reacciones que se nos ocurren a una nueva patada represiva son la manifestación y el comunicado, quizá haya que pensar que esas herramientas se han quedado cortas, lo que nos conduce a tener que idear otras nuevas acciones. Unas acciones en el sentido y los códigos de nuestra gente, de las clases populares a las que pertenecemos, dirigirnos a estas directamente, y no a unas instituciones creadas para anular nuestras estrategias comunitarias.

Como dice Evaristo en una de sus letras: 'solo tenemos libertad de soportar esta violencia', si solo nos conceden ese derecho, reconstruiremos nuestras libertades en el sentido que necesitamos recuperarlas la clase trabajadora, al margen de unas agendas mediáticas e institucionales que han invadido nuestras vidas. La cultura de la violencia y la normalización de la represión está a la puerta de nuestras casas, la batalla ideológica de libra cada día y nuestra organización con compañeros y compañeras debe ser una extensión más de nuestras vidas para retomarlas verdaderamente, y abandonar de una vez este valle de lágrimas.

1 2 3 7