Artículos

Published on diciembre 15th, 2013 | by Colaboraciones

16

Crónica de "Rodea el Congreso 14D"

He de decir que tenía esperanzas en esta manifestación tras ver todo el revuelo que causó la cifra de 1500 antidisturbios en algunas redes sociales pero ahora mismo, a las 22:31 puedo decir que estoy decepcionada de cómo se están haciendo las cosas. Déjenme explicarme. Llegué a Neptuno dos horas antes, para ir viendo cómo se desarrollaban los hechos. Al ir bajando las calles me encuentro antidisturbios por todas partes, los cuales iban cerrando todas las calles que pudieran dirigir a Neptuno. Minutos antes de las siete había más prensa que personas manifestándose, cosa que en mi pequeña experiencia nunca lo había visto. Los minutos pasan y poco a poco la gente va llegando de todas partes, especialmente de Atocha donde la gente estaba siendo intimidada por las fuerzan del orden.

El clima que se respira no es nada activo, la gente está tranquila charlando los unos con los otros como si estuvieran en un bar de tapas. Nada pasa. Al tiempo aparece la gran “diva” de los movimientos sociales, sí lectores, Jill Love hace acto de presencia, mostrando de nuevo su busto desnudo repleto de pintadas y siendo el centro de atención por unos minutos de todos los objetivos que allí estábamos.

La gente pita, se calma, pita, se vuelve a calmar, parece que hay un amago de ataque pero nada, no hay nada. Me dirijo a la parte de atrás y veo algo comienza moverse ¡Al fin! La gente comienza a tomar las calles, con paso decidido nos vamos todos a Cibeles, adoptando poco a poco a aquellas personas que perplejas nos miraban. Es aquí cuando comienzan algunos enfrentamientos pero no es hasta que llegamos a Sol donde la masa se une con toda la gente que allí se encuentra, y allí, queridos lectores, la policía comienza a atacar causando que muchos cojan el metro para huir. La gente corre hasta llegar a Jacinto Benavente, lugar donde como en otras ocasiones comienzan a parar el tráfico, metiéndose entre los coches hasta que las lecheras nos cortan el paso, damos marcha atrás y en una de las calles un coche de policía se queda atascado, algunos van a por él, lo zarandean, saltan en su capó… La gente continúa corriendo hasta que llegamos a la plaza de Santa Ana. En este lugar la manifestación acaba, sí, así, en el momento más álgido los responsables del 25S (plataforma que convocaba esta manifestación) dan por finalizado el evento, contentos por el resultado y dando gracias a los asistentes. Las caras de todos nosotros eran un poema ¿En serio? ¿Ya se acabado? Como si fuera una discoteca donde se encienden las luces para echar a la gente, todas las personas van abandonando la plaza entre comentarios como “Bueno, ¿ahora nos vamos a tomar algo?” Indignada y cabreada de este final me quedo un poco en la plaza, donde el único movimiento que veo es de unos críos encapuchados que tiran contenedores y latas a la policía.

¿Qué está pasando en este país? ¿Cómo es posible tal cantidad de antidisturbios para un evento tan tranquilo? ¿Cómo la gente puede ir a una manifestación como si fuera el nuevo punto para tomar unas tapas? ¿Cómo puede la gente despreciar a quienes intentamos proteger los pocos derechos que nos quedan? Lo repito ¿Qué está pasando en este país?

Teresa Suárez

https://www.flickr.com/photos/zapaterosinlao/

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , , ,


About the Author

Colaboraciones enviadas a la página. Para mandar tu colaboración puedes enviarnos un correo a regeneracion@riseup.net con el asunto "Colaboración". No olvides firmarlo o indicar si quieres publicarlo anónimamente.



16 Responses to Crónica de "Rodea el Congreso 14D"

  1. * says:

    Ya, lo de Castilla no tiene nombre

  2. Uno says:

    Quizas pase que muchas creemos que los derechos se defienden con resistencia activa y desobediencia civil no violenta, con un discurso de alternativa al regimen fascista, en vez de lanzando botellas.

    • Y también es cierto que otrxs muchxs pensamos que la desobediencia civil no violenta es un mito que perpetúa la sociedad clasista y el régimen de explotación capitalista. De momento la historia nos da la razón. De momento...

      • Carles says:

        Puede que la historia nos diese la razón pero el presente nos la está quitando y veo poca labor en recuperarla...

  3. j. says:

    ¿Críos encapuchados? Tal vez debieras morderte la lengua al referirte a gente que estaba en tu mismo bando para evitar hacer comentarios peyorativos de este calibre.

    • Parreto says:

      No creo que los comentarios sean peyorativos, son simplemente comentarios, ademas no creo que la autora tenga ánimo de ofender, y no me parece que el mensajero tenga que morderse la lengua, es precisamente eso lo que pretenden los que hacen leyes injustas y opresoras, es más creo que parece que abundan mucho las mujeres de Marco Antonio que intentan degollar y clavar la lengua de Cicerón, solo por retratar la verdad, animo al autor a seguir dando testimonio de la verdad y de la realidad social, ese es el camino de la verdad y de la vida en si misma

  4. juaka says:

    Criminalizar las distintas formas de lucha es querer imponer la que a mi mas me gusta. TODAS las luchas son necesarias y complementarias.

  5. O_O says:

    Que tiene de malo la expresión "crios encapuchados"? Tampoco hay que ser tan tiquismiquis. Que quieres que diga? Valientes revolucionarios de las sombras? jaja

  6. Ángel (@a_cas_) says:

    ¿Cuándo debía haber terminado? a tu parecer.

    • Teresa Suárez says:

      A mí parecer la manifestación duro muy poco respecto a otras que he cubierto en Madrid, no sé, fue muy tajante, es decir, todo el mundo estaba yendo a Santa Ana, parecía que la gente se iba uniendo más y más al acto (porque en un principio había muy poca gente) y de pronto se acabó. Simplemente me chocó.
      Respecto a los "críos encapuchados" no quiero ofender a nadie, faltaría más, pero es verdad que vi a mucho chaval de 13, 14, años tapado completamente y montando gresca. Para mí el uso del término crío no es nada peyorativo, de hecho yo misma soy una cría, jaja

  7. Liberty Cravan says:

    A las preguntas finales del artículo: Está pasando lo que venía tiempo pasando. La clase en el poder se atrinchera a base de multas, de detenciones nocturnas, de endurecimientos de las sanciones, de porrazos y golpes, de montajes policiales... Quieren atemorizar a toda esa gente que sale a la calle y que aún sitúa la dignidad por encima del miedo.

    Significar de entre toda esa gente a algunos y denominarles críos encapuchados no me parece tampoco lo más afortunado... Recuerda a esos adjetivos que usan desde el poder y sus medios para infantilizar y criminalizar a las personas que carecen de otro futuro que trabajar para enriquecer a otros. Sería de esperar de otras personas ver más allá de eso y analizar las causas de esos efectos.

    No es de extrañar que frente a la explotación generalizada y la destrucción de la sociedad y del planeta alguna gente enfrente una rebelión cruda y sincera, por mucho que nos pueda parecer loca o sin futuro. No parece haber mucha alternativa para quienes apuntamos a una revolución social aún por construir.

    Hoy detienen a otros pocos en su casa, por cierto. Otro ejemplo más del proceder dictatorial del poder.

  8. Anonimx says:

    A mi si me parece peyorativo el termino "críos encapuchados" me da la sensación de que nos han metido tanto esa idea en los medios de comunicación que hasta sin darnos cuenta seguimos el juego mediático, separar por una parte a manifestantes normales, pacíficos, y por otro lado a los "críos encapuchados" que solo buscan la violencia parece que por diversión...
    Me da la sensación de que nos hemos creido lo que nos cuentan, que esos son solo unos cuantos chavales que arman lío, como si de una pelea de discoteca se tratase, cuando puede ser gente con una carga ideológica importante que ve en los disturbios una forma de lucha eficaz.

    En cuanto a los disturbios yo opino, que deberíamos defenderlos y promulgar su extensión y generalización. Como ha pasado en Grecia, personalmente he visto como los policias alli se lo piensan dos veces antes de cargar si no es estrictamente necesario, porque saben que se van a encontrar con mucha resistencia.

  9. Liberty Cravan says:

    ¿Y es realmente una forma de lucha eficaz? Lo pregunto con sinceridad.

    El enfrentamiento físico, como la guerra, no es más que una extensión de la política por otros medios. Me parece perfectamente legítimo. Es más, en determinados contextos la tradición política lo hace una parte imprescindible de la lucha: es el caso de las luchas de los macheteros o los mineros. ¿Quiere decir eso que en todo contexto el disturbio es positivo?

    Creo que en el contexto urbano, con grandes avenidas, los disturbios tienen una carga estética importante, pero en el largo plazo no son más que un fetiche con más coste que utilidad. No veo positivo extenderlos por extenderlos. Si analizo el caso de Grecia, en concreto: El coste en detenidos, personas presas... con los resultados obtenidos (que la policía se lo piense dos veces, pero que se impongan los mismos recortes mientras los que protestan están en prisión) no me parece que resulte un saldo positivo.

    Creo que se trata de actuar con inteligencia, no hay que buscar el subidón del disturbio, pero tampoco hay que oponerse al enfrentamiento cuando nos interese políticamente. Por ejemplo: Que se produzcan disturbios en un desahucio, como consecuencia de que la policía está tratando de echar a unas personas de su hogar puede tener su sentido: ayuda a visibilizar el problema y la causa subyacente al enfrentamiento es fácil de comprender por nuestra base social. Ahí podrían tener sentido.

  10. Anonimx says:

    Entiendo bastante bien tu posición, esta claro que hay una carga estética como tu dices muy importante en los disturbios en las ciudades. Para mi, solo es una forma de lucha eficaz cuando son disturbios generalizados (cosa que en España no ocurre).
    En cuanto al caso de Grecia, aunque tiene un contexto sociopolítico determinado, allí si podemos ver unos disturbios en los que mucha gente se involucra, desatando el caos, creando graves problemas a las multinacionales, que se ven obligadas a cerrar y se paraliza la ciudad completamente.
    Como bien dices no han conseguido con esto evitar las medidas de austeridad, pero gracias a los esfuerzos de las diferentes generaciones de anarquistas desde que terminara la dictadura en 1974, se llegó en 2008 a una revuelta generalizada.
    Con la muerte de Alexander Grigoropulos, los anarquistas no se lo pensaron y salieron a quemar comisarías, atacar a la policia etc.. Pero la cosa no se quedó ahí, la sociedad, acostumbrada a los disturbios, vio que Alexander podría haber sido cualquiera, un amigo, un hermano, un hijo etc.
    La gente salió a las calles cabreada, atacaron a la policía, se okuparon universidades e institutos (ahora mismo no recuerdo, pero creo que 200 institutos fueron okupados). En conclusión, la gente se autoorganizó, se crearon espacios de discusión y el discurso anarquista estuvo mas cercano de la población que nunca.

    Liberty Cravan, yo, creo que al igual que tu, preferiría que el anarquismo floreciera de otra manera que no fuera la violencia, que mediante sindicatos y asambleas de base poco a poco tuviéramos mas incumbencia en la escena política actual.
    Pero bueno visto lo visto, aquí ni una cosa ni la otra...

    P.D La mayoría de los compañerxs que están presxs en Grecia son por la lucha armada en grupos como "Lucha revolucionaría" o "Conspiración de Células de Fuego"

    Salud.

  11. Lusbert says:

    Los disturbios sin trasfondo político es puro vandalismo por muy generalizado que sea. Incluso la reacción puede salir a las calles a provocar situaciones de caos generalizado como pasó recientemente con Ucrania exigiendo la entrada a la UE. Lo realmente determinante es el grado de organización y conciencia de clases que haya detrás de los actos de protesta. Si bien hubo una revuelta generalizada en Grecia el 2008, el sistema sigue tan firme y sólido como antes, aunque haya sido tocado. En esas revueltas se desató solamente la rabia, sin llevar detrás un proyecto político alternativo. Por eso terminó en fracaso, porque además no hubo un movimiento anarquista organizado ni un sindicalismo revolucionario más extendido entre la clase trabajadora.

    Dejemos de mirar los disturbios y miremos por el fortalecimiento de las organizaciones populares, la forma de lucha saldrá resultado del trabajo desarrollado y las luchas sociales llevadas a cabo por el pueblo organizado.

  12. Anonimx says:

    Yo también opino que es mas importante el fortalecimiento de las organizaciones populares, pero bueno una cosa no quita la otra y desacreditar la revuelta de Grecia solo porque no haya conseguido derribar el sistema tampoco es justo.
    Aunque como bien dices por una falta de fondo político no se pudo ir mas allá, también es cierto que ese mes de diciembre, abrió los ojos de muchxs jóvenes que vieron el poder que en realidad tienen, descubrieron que podían enfrentarse a la policía y ganar. Y de ahí salió toda una generación de nuevxs compañerxs.
    Lo que si es cierto es que aquí en España tenemos una realidad social muy diferente que por lo menos a nivel de respuesta en la calle estamos muy por debajo, pero a nivel organizativo siempre se dice que los griegos nos admiran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 2

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑