Audiovisual

Publicado el 30 de agosto de 2012 por Máximo Eléutheros

2

Documental: De la servidumbre moderna

Ficha:

Duración: 52 minutos.

Año: 2009.

Categoría: Documental.

Sinopsis/Crítica:

La esclavitud, dicen, está abolida en todo Occidente; la pobreza apenas se muestra en dos o tres lugares –pero pronto se solucionará. Tenemos todo lo que podríamos desear y más. Todo está a nuestro alcance: aquella televisión de plasma, aquel portátil, aquel móvil de última generación. Podemos ser estrellas de cine, futbolistas, bomberos, astronautas, ¡lo que queramos! Sólo tenemos que desearlo. Es el sueño capitalista. Estanterías rebosantes de ungüentos para la piel, el cabello o la cara, sucedáneos; comida que se desborda de las baldas de los supermercados. Al fin llegó el momento de la historia en que todos somos verdaderamente libres.

Empero, esta ostentación y libertad simulada no son más que ilusiones, una entelequia que, tras una concienzuda asimilación, el ciudadano acepta casi sin quererlo.  Y esto es lo que nos intenta mostrar Jean-François Brient en su, hasta ahora, único documental. En 20 capítulos de corta duración, con apartados bien delimitados, nos va desgajando las miserias de este sistema basado en la supeditación del dinero, de la mercancía,  a lo humano. Mucho menos paranoica como podría serlo la serie de documentales Zeitgest, analiza desde el trabajo, la destrucción del suelo y la alimentación, hasta el papel que cumple la medicina y los divertimentos que procura el sistema para distraer a la población de su verdadera condición. Quedando todos los aspectos de la vida contaminados por la codicia monetaria y mercantil, no hay posibilidad de que la persona se expanda vitalmente, a menos que se desarrolle, claro está, a favor de la mercancía. Las cadenas ya no son de acero, ahora son de papel moneda.

Formada por fragmentos de películas y documentales transigentes con el sistema tales como El club de la lucha, Réquiem por un sueño, Memorias del saqueo, etcétera, «De la servidumbre moderna» cumple bien con su papel: hacer meditar al espectador sobre su propia condición de esclavo, o de esclavizador. Y aunque no desprende tanta moralina como otras obras, sí padece cierta, como se suele decir, iluminación. Es lo único que podría achacársele a un documental de tamaña notabilidad. En fin, es un documental imprescindible para aquellos que quieran darle una vuelta de rosca a su realidad.

Y, por favor, no os toméis todo lo que dice al pie de la letra. Analizadlo, meditadlo y, después, y si os resulta plausible, acatadlo. Nunca al revés.

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , , ,


Acerca del autor

Anarcoindividualista. Stirneano sui géneris. Socialista mutualista. Antiindustrialista, puesto que reniego de los grandes conglomerados industriales y urbanos. Vegetariano ético. Antiteísta.



2 Respuestas para Documental: De la servidumbre moderna

  1. Este documental es muy bueno. La pena es que es tan cierto todo lo que dice que puede resultar tristísimo, dado que el montaje, encima, remarca cada una de las palabras que se nos van narrando. No es un documental fácil para aquellos rehúyen toda información negativa, todo conocimiento que les haga preocuparse o lamentarse por algo. Hay que tener voluntad para verlo y reflexionarlo en toda su profundidad, resultado de lo cual será la constatación de que no vivimos, ni de lejos, en el mejor de los mundos posibles, cuya transformación depende, si queremos, de todos.

    • De todos modos, y si consiguen verlo, el torrente de imágenes e información es tan tremebundo que muchas veces parece saltar un resorte en su mente que dice: ''Esto no puede ser así.'' Y como no puede ser así, pues simplemente no es así. Sin más. Y lo digo por experiencia personal.

Ir arriba ↑