Artículos

Publicado el 25 de octubre de 2014 por Lusbert

8

El papel de la organización anarquista

 Traducción de los acuerdos del WSM (Workers Solidarity Movement) aprobados en octubre de 2014.
Texto original: Role of the Anarchist Organization

Nota: Aunque estos puntos sean acordados en el contexto irlandés, pienso que sería igualmente interesantes para tomarlos como una pequeña aportación de cara a construir y fortalecer un movimiento anarquista organizado:

1. Popularizar la idea de que una sociedad anarquista es deseable y alcanzable si mucha gente se organizase por ello.

2. Potenciar el uso de la metodología anarquista en el día a día organizando sus esfuerzos.

3. Visibilizar la naturaleza de clase de la sociedad capitalista y demostrar que la organización de clase es fundamental para derrocar el capitalismo y crear una nueva sociedad.

4. Demostrar las conexiones entre los problemas por las que la gente lucha y cómo esas luchas no siempre están aisladas unas de otras.

5. Fomentar el rigor en los métodos y análisis de la organización como un cuerpo colectivo en lugar de una colección o conjunto de individualidades.

6. Actuar como estructura sobre los que se podrán formar rápidamente nuevas redes.

7. Conservar los contactos procedentes de una lucha para transportarlos a otras.

8. Mantener la experiencia de una lucha para transmitirla a otras.

9. Recopilar noticias e información de la comunicación con las grandes redes de personas y presentar esa información para las nuestras.

10. Participar constantemente en los debates colectivos y análisis de cara a desarrollar una comprensión más profunda de los retos y oportunidades.

11. Transmitir estos análisis a un gran círculo de personas interesadas.

12. Actuar como centro de entrenamiento para acumular y transmitir las habilidades esenciales para el desarrollo de redes.

13. Traer entre todos y todas las experiencias de una amplia gama de luchas a través del tiempo y el espacio para desarrollar y propagar un análisis intersectorial completo del cambio que es requerido.

14. Desarrollar las SOP (Procedimientos Operativos Estándar, algo que supongo que será similar a los principios, tácticas y finalidades) para maximizar los resultados de la organización de los esfuerzos y preparar a los miembros en su uso.

15. Construir grandes redes de comunicación tanto en términos de infraestructura como también en la propagación de la verdad.

16. Acumular recursos en la forma de espacios físicos, equipos y fondos, para que la infraestructura esté disponible sea para el curso de la organización como en el auge  de la lucha.

17. Crear más y más redes entre personas quienes están convencidos de que el capitalismo debe ser sustituido por el comunismo libertario.

18. Preparar os miembros y organizadores capaces de:

  • Motivarse para una fuerte administración.
  • Prepararse mediante una serie de habilidades.
  • Comunicarse efectivamente tanto mediante la palabra como en lenguaje escrito.
  • Pensar críticamente de manera colectiva.
  • Tomar decisiones colectivas bajo presión.

19. La organización revolucionaria necesita ser escalable. Eso es lo que necesitamos, y preparar métodos que serán útiles para desarrollar unos procedimientos organizacionales e integrar un número significante de nuevos miembros en períodos relativamente cortos de tiempo.

Tags: ,


Acerca del autor

Lusbert

Anarquista social y de la rama comunista libertaria solo en cuanto a pensamiento político. Por lo demás, soy una persona normal. Aportando mi pluma como un diminuto grano de arena a que el anarquismo sea una alternativa política real y transformadora. Deconstruyendo mis privilegios de hombre. ¡Luchar, crear, poder popular!



8 Respuestas para El papel de la organización anarquista

  1. Ningún punto sorprende al saber que esto viene del WSM. Los puntos 3 y 14 son los que más "chicha" tienen para criticar. Empezando por el 14, ya de por sí la inclusión de la palabra "estándar" da escalofríos, y dice mucho de la forma de pensar de lxs redactorxs. El punto 3 vuelve a lo mismo de siempre (ya me llamaréis pesado). De este punto se desprende el hedor marxista de antaño: ¿es que si la gente adquiere conciencia de que la sociedad capitalista se basa en una jerarquía de clases van a montar la revolución automáticamente? Es decir, ¿que la que no sea anarquista es porque no se ha enterado de que existen clases sociales?

    Me doy la licencia de permitirme una anécdota personal 😉 Hace tiempo hablando con gente de la SolFed me encontré con el mismo problema: la idealización de la clase trabajadora (porque no vamos a negar que cuando en el texto del WSM se dice "organización de clase" se refiere a "organización de la clase obrera"). Cuando les pregunté quiénes eran los actores de la supuesta revolución social me contestaron sin dudar: las clases sociales. Y cuando les pregunté quiénes formaban las clases sociales me dijeron que personas con las mismas/similares condiciones materiales de vida. Cuando les señalé el origen social de Bakunin o Kropotkin se reafirmaron una vez más: la conciencia/conocimiento de la jerarquía de clases hace (puede hacer, recuerdo que un hombre matizó) que la gente luche por la libertad. Y ya cuando entonces pregunté que qué tenían de especial Bakunin o Kropotkin al ir en contra de su clase originaria me refirieron a las envidiables características personales de estas dos personas: que si compromiso, que si honestidad, que si integridad moral, que si empatía... Al final, cuando les pregunté si estas características eran comunes a todas las personas denominadas "obreras" volvieron al punto de partida: la conciencia de clase. Total, que masa o muerte 🙁

    Los puntos 15, 16 y 17 creo que son muy acertados, quitando del 15 eso de "la verdad." Si la gente del WSM han descubierto "la verdad" que lo hagan saber, porque nos ahorraríamos un porrón de años de estudio y práctica que podríamos destinar a otras cosas más placenteras.

    • Lusbert Lusbert says:

      Sí, puede que lo del "estandar" chirríe bastante, pero la verdad es que no resta mucho al resto de los puntos...

      Sobre el punto 3, se te ha olvidado leer "...y demostrar que la organización de clase es fundamental para derrocar el capitalismo y crear una nueva sociedad." Es decir, que no basta con visibilizarlo, sino también crear vías de acción para luchar contra el capitalismo.

      Respecto a tu anécdota personal, te lo responderé en mi próximo artículo.

      • Esa parte que señalas del punto también entraba dentro de mi crítica. Entiendo lo que se quiere decir con "organización de clase", pero opino que es una forma de pensar que ya no funciona en la sociedad actual dado que las sociedad ni está polarizada (habría que polarizarla, eso sería sin duda un gran paso) ni las clases parecen tener intereses objetivos unitarios. La organización es fundamental, creo que nadie niega eso. Puede haber distintas ideas de cómo organizarse y con quiénes, pero nadie niega la necesidad de la organización de algún tipo. El problema que algunxs vemos es que la organización de clase no tiende a propiciar praxis dinámicas de lucha por querer incluir a una masa abstracta de personas que supuestamente comparten unos intereses comunes. ¿Qué podemos proponer como alternativa? Una posible respuesta sería la organización informal de personas con un objetivo que nace de lo personal: la destrucción del poder. Dichas personas podrían provenir de la clase media, la clase más "obrera", e incluso de la clase alta (por qué no). La clase, como elemento adscrito y que no se escoge al nacer por unx mismx, no tiene por qué crear ni revolucionarixs ni contra-revolucionarixs. A mi parecer el revolucionarix se hace, no se nace, por lo que el pensamiento de clase (y ahora más que la jerarquía social es mucho más compleja que en el siglo XIX) se queda algo atrás cuando lo que se trata es de crear brechas y tensión en el sistema autoritario.

  2. alejandro says:

    El tema del sujeto revolucionario es peliaguado. Yo no creo que la lucha sea trabajadores contra capitalistas, sino capital-ser humano, o capital-planeta.

    Pero si que veo una gran diferencia cualitativa en que seamos capaces de reconocer nuestros intereses como clase y no en reconocer los mismos en el capital. La mayoría de la gente todavía cree en que la economía tenga que crecer para que nos vaya bien. Muchos esperan la llegada de un capitalista que invierta en su región para tener trabajo. Eso es muy triste, y cambiarlo es un paso importante para relacionarnos de una forma crítica con la realidad.

    • alejandro says:

      Cuando digo mucho incluyo desde luego a la izquierda, cuya ingenuidad le deja a uno pasmado...

    • alejandro says:

      Por cierto es peliagudo, no peliaguado, duele a la vista jeje.

  3. Lusbert Lusbert says:

    Precisamente, las contradicciones entre capital-trabajo y capital-territorio (como ha apuntado otra persona en otro comentario) se personifica en dos clases mayoritarias: clase capitalista, la que detenta los medios de producción, instrumentos de trabajo y capital, y la clase trabajadora que solo tiene su fuerza de trabajo. Y a esto habría que añadir dos más: la clase media que es la pequeña burguesía pero en la vida real está entre una clase u otra, y muchas veces tienen condiciones similares al proletariado; y el lumpenproletariado, esa clase social que vive de la caridad del sistema y no de su fuerza de trabajo.

    Por supuesto, las clases no son homogéneas aunque compartan bases materiales comunes. Por ejemplo, no es lo mismo la burguesía financiera, la de grandes inversores, directivos bancarios y de multinacionales que la burguesía industrial que posee naves o la burguesía agraria de los latifundios. Como tampoco es lo mismo la clase trabajadora europea que goza de más derechos laborales y nivel de vida que la clase trabajadora de países asiáticos.

    La izquierda tradicional lleva tiempo sin hacer nada, siempre va detrás de los movimientos sociales tratando de conseguir extensiones para sus partidos obsoletos. Pero el sector revolucionario tampoco está a la altura de las circunstancias, así es cómo Podemos, ante la ausencia de actores políticos revolucionarios, irrumpe en el escenario para captar la mayoría del descontento social hacia cauces electorales, como está pasando también con Syriza en Grecia.

    @La_Colectividad: de nuevo, te lo responderé en mi siguiente artículo.

    • alejandro says:

      No entiendo eso de que " se personifica". Cuando digo capital-humanidad, en la humanidad incluyo a los capitalistas, por mucho que la distribución sea arriba-abajo, capital trabajo es un subproducto de la misma lógica del capital. El capitalismo es una forma de dominio impersonal.

Ir arriba ↑