Artículos

Publicado el 19 de noviembre de 2012 por Colaboraciones

4

El suicidio ante el desahucio: venganza política y manifestación del discurso oculto

Por Diego

El desahucio es, hoy día, una de las más terribles situaciones en las que las personas de nuestro país ven cómo su dignidad personal es arrebatada. El respeto, el reconocimiento que toda persona merece es dado de lado sin escrúpulos por el Estado y el Capital. Más de quinientos desahucios se producen todos los días en el Estado español a causa del impago de hipotecas. Ante desesperada situación y falta de recursos algunas personas están tomando la determinación de decirle la verdad al poder suicidándose antes de ser obligadas a abandonar su casa. Los desahuciados emplean la única herramienta que tienen para responsabilizar a aquellos que cometen la barbarie. La última escalada de suicidios encierra siempre ciertos factores: casi todos se cometen en la vía pública, todos se realizan de forma macabra, y todos antes de que llegue el juez con sus acólitos. Estas personas intentaron dejar alguna huella en la misma sociedad que les robó su dignidad, intentaron culpar a sus ejecutores, de ahí que el suicidio siempre se esté intentado ocultar, no siempre consiguiéndolo. Los tres últimos suicidios que hemos podido conocer, realizados en las últimas semanas, se han producido siempre momentos antes de la llegada de la policía y el juez, de ahí que hayan conseguido crear toda una escalada de culpas. Es difícil negar el carácter político de estos desahucios, que concentran brutalmente desesperación venganza y amenaza.

Desde el pasado 10 de noviembre, día del suicidio de Amaia Egaña, asociaciones de jueces y policías comienzan a hacer declaraciones y a movilizarse contra los desahucios. Que les estallara la puta verdad en la cara tiene la culpa de ello.

-Manuel se lanzó al vacío de su segundo piso de Burjassot el día 25 de octubre, cuando un miembro de la comisión judicial llamó al timbre de la puerta para desahuciarle. Sobrevivió.

– José Miguel se ahorcó en el patio de su vivienda de Granada el día 25 de octubre, una hora antes de la prevista para su desahucio.

– Amaia se tiró por la ventana del cuarto piso de su casa el día 10 de octubre. La comisión judicial se encontró la puerta del domicilio abierta cuando llegó a la casa para ejecutar el desahucio.

– Un hombre se arrojó desde la ventana de un segundo piso en Sevilla el día 16 de noviembre cuando iba a ser desahuciado. La causa del desahucio aquí no era un impago hipotecario sino de alquiler.

– Juan Álvarez fue la primera persona que se suicidó por este motivo, lo hizo en noviembre de 2010. Salió de su vivienda de L’Hospitalet del Llobregat y se ahorcó en el parque de enfrente de su casa, “a pocos metros del piso que en pocas horas iba a tener que abandonar por la fuerza.”

– Isabel se arrojó desde el undécimo piso de su casa en Málaga en Julio de 2012. El desahucio iba a realizarse pocos días más tarde.

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , ,


Acerca del autor

Colaboraciones

Colaboraciones enviadas a la página. Para mandar tu colaboración puedes enviarnos un correo a regeneracion@riseup.net con el asunto "Colaboración". No olvides firmarlo o indicar si quieres publicarlo anónimamente.



4 Respuestas para El suicidio ante el desahucio: venganza política y manifestación del discurso oculto

  1. parteanarquista says:

    ¿Venganza política? Ya no voy saber qué significa venganza ni que significa poítica. Manifestación, vale, como una cacerolada, una sentada, o una manifestación de miles de personas, que la gente se piensa que con manifestarse se solucionan cosas. A asunto es que ahí lo que ha pasado es que esa persona ya no vive más: creo que para los efectos de una manifestación el precio es caro. No, no es ni venganza ni cosas de esas, no hay épica por mucho que le queráis dar significación más allá de la desgracia de que esa persona ha muerto así, por eso, y ya está.

    Eso sí, que se diga que ése es el discurso que se oculta es que o se tienen pocas expectativas o que a lo que se aspira es a poder pagar una hipoteca.

  2. Es curioso, porque la mitad de los casos que cita el compañero ocurren en mi tierra, Andalucía.

    • Supongo que también existe una alta correlación estadística entre suicidios y tipo de población en la que se vive (núcleo urbano, en este caso). Aunque esto por otra parte es obvio: los desahucios tienen más presencia en las ciudades, no en el medio rural.

  3. Pingback: 2012: Un año convulso | Regeneración

Ir arriba ↑