Cultura

Publicado el 27 de agosto de 2013 por Lusbert

5

Infantilismo político (II): culto a la violencia

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , , , , ,


Acerca del autor

Lusbert

Anarquista social y de la rama comunista libertaria solo en cuanto a pensamiento político. Por lo demás, soy una persona normal. Aportando mi pluma como un diminuto grano de arena a que el anarquismo sea una alternativa política real y transformadora. Deconstruyendo mis privilegios de hombre. ¡Luchar, crear, poder popular!



5 Respuestas para Infantilismo político (II): culto a la violencia

  1. @botasypedales says:

    partiendo de que todo debate sobre este tema está capado porque parte de las opiniones no se pueden defender en estos medios si que quería señalar alguna cosa:

    -También es simplista pretender que la violencia sea una opción subordinada a un movimiento político. La violencia es una situación más que una decisión. Hay actos que según que situación son violentos o no lo son en absoluto, porque violencia no es solo fuego y heridos. Un ejemplo de esto se puede ver en las huelgas con piquetes que son absolutamente pacíficos pero que se ven envueltos en situaciones de tensión convirtiendo un bloqueo pasivo en una situación violenta para quienes la viven, mientras que a 500 metros puede haber gente liándola con tranquilidad sin que se perciba esa violencia. Por lo tanto el movimiento lo que debe de saber es leer el clima de violencia existente para adecuar sus actos y que sean efectivos. Y en esto no hay recetas, no creo que todo acto que aumente el clima de violencia deba de darse con un movimiento fuerte y organizado y siempre como consecuencia de este, más que nada porque no hay una frontera clara entre el movimiento fuerte y el débil, o entre actos que son causa o consecuencia. Además hay situaciones de violencia que sirven para construir ese movimiento fuerte, es una cuestión puramente estratégica raramente extrapolable.
    Hay situaciones en las que un acto "violento" sirve para aglutinar, como el vuelo de Carrero. Otras veces sirve para fortalecer, como la "gimnasia" aquella de los 30.

  2. Casi todos los disturbios violentos urbanos en la historia de la humanidad han resultado de acciones pacíficas que tornaron "peliagudas." Es cierto que hoy en día hay sociedades donde podemos encontrar grupos anarquistas que directamente van a "montarla" tras una manifestación, pero esto también ha dado lugar tras la represión violenta de un movimiento pacífico (el caso griego, por ejemplo, surge tras el asesinato de Alexandros en Diciembre de 2008. Al parecido en Túnez con el tema de la Primavera Árabe).

    Con esto quiero decir que no todos lxs violentxs son nihilistas que solamente buscan montar follón. Ni mucho menos son individualidades aisladas del resto de la sociedad o de un movimiento político en particular. De cualquier manera, yo creo que el análisis de importancia ahora no ha de ser si "violencia sí, violencia no", sino más bien "por qué violencia aquí, y por qué allá no." Un estudio riguroso seguramente arroje mucho más sobre lazos de solidaridad, más de lo que creemos, pues no creo que un encapuchado griego decida completamente de forma individual lanzar un cóctel molotov.

    Sea como sea, el debate también tendría que analizar el significado de "violencia". ¿Es la resistencia ante una injusticia "violencia"? ¿Existe alguna diferencia moral entre ambas? Mi opinión es ya conocida pues escribí varios artículos al respecto. Así que coincido totalmente con las últimas ideas expuestas arriba por botasypedales.

  3. tierra revuelta says:

    A propósito del debate recomiendo este vídeo desde el minuto 20:00 https://www.youtube.com/watch?v=RSQqCA8fRUg aunque todo el vídeo es muy recomendable, salud!

  4. El de bigote says:

    Hola compañer@s he seguido atentamente sus comentarios, les escribo desde Uruguay, realmente es un tema importante y profundo. Un debate de larga data dentro del anarquismo, creo que lo mejor siempre es tener o intentar tener la claridad de que es mejor en cada momento, a veces lo será el trabajo con la base social, en el barrio, quizá en otro sean formas más "directas" en el enfrentamiento con las fuerzas del estado y en contra del patrimonio del capital, en pequeños grupos. Pero si es algo de que nos jactamos en nuestra indeclinable sentimiento de solidaridad, y algunos de estos grupos (al menos de este lado del mundo) realizan sus actos en medio de otras manifestaciones poniendo en peligro a todos los que allí van a manifestarse, no permitiéndoles hacer SU proceso para llegar a niveles mayores de confrontación y muchas veces alejándolos de de la lucha, tirando abajo todo un trabajo de personas que hicieron mucho esfuerza para convocar. Y quizá por momentos veo el riesgo de que adoptemos esas practicas no solo por convicción, sino también por holgazanería, porque o otro (el trabajo en los centro sociales, trabajos, radios comunitarias, etc) es muy de largo aliento, creo que sería bueno mezclar ambas, sabiendo cual es mejor en cada momento, y sin nosotros autoritariamente mandar a gente desprevenida a la paliza. @D_bigote los saluda desde Montevideo. Salú

Ir arriba ↑