Cultura

Published on diciembre 3rd, 2013 | by Lusbert

7

¡Que vienen, que vienen!

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , , , , ,


About the Author

Anarquista social y de la rama comunista libertaria solo en cuanto a pensamiento político. Por lo demás, soy una persona normal. Aportando mi pluma como un diminuto grano de arena a que el anarquismo sea una alternativa política real y transformadora. Deconstruyendo mis privilegios de hombre. ¡Luchar, crear, poder popular!



7 Responses to ¡Que vienen, que vienen!

  1. janusz says:

    Faltaría una última viñeta diciendo: "no votéis a ningún partido, ¡apoyad a nuestros sindicatos! ... ¡uniros en nuestras protestas ciudadanas! ... ¡participad en nuestras asambleas populares! ... ¡confiad en la acción espontánea de las masas! ... ¡Ni liberalismo, ni socialdemocracia! Lo mejor es... ¡comunismo libertario!"

    El problema, Lusbert, es que no sales en la tele y nadie te va hacer caso por mucho que enmascares tu discurso criticando el discurso ajeno. Aprende de la verdadera gente decente, éstos si que saben venderse:

    http://youtu.be/aQNnCkVk-1Y

    http://youtu.be/BmP6TTqSrQw

    • Lusbert says:

      Lo que acabas de escupir está totalmente fuera de lugar, pues ese discurso solo es aplicable a la defensa del Estado, no a engrosar las filas de tal o cual sindicato, colectivo o asamblea. En tal caso, sería articular respuestas colectivas a los conflictos sociales que se den en el día a día desde dichas asociaciones mencionadas anteriormente.

      La demagogia te lo guardas, que no me venga un tío que defiende la Sanidad privada y reniega de las luchas sociales, seleccionando desde la comodidad de casa cuáles son luchas válidas y cuáles no, a darme lecciones. Si quieres me puedes excomulgar de tu ortodoxia anarquista.

      • janusz says:

        Te recuerdo que tu defendiste en un artículo anterior al movimiento de la PAH, y si eso no es una forma de sindicalismo o una cierta forma de protesta ciudadana pues dime tú que es. Y si en consonancia además apoyas el asamblearismo del 15-M deberías reconocer que esos lemas te vienen perfectamente al pelo. Por lo demás no pretendía darle más importancia a tu historieta.

        • Lusbert says:

          Sí, he defendido a la PAH y lo seguiré haciendo porque han sabido estar a la altura de las circunstancias, han ofrecido respuestas y han conseguido movilizar a la gente así como ganarse la simpatía en parte del imaginario popular, no como aquellos eruditos que ante la crisis y el drama de los desahucios se dedican a criticar cómodamente desde su mundo de yupi. ¿Una suerte de sindicalismo? Podría ser; ¿protesta ciudadana? También. No lo he negado. Ahora bien, ¿qué tiene de malo eso cuando han sabido poner sobre la mesa la contradicción entre poder tener una vivienda digna y el capitalismo, así como la inutilidad y la opulencia del Estado en estas materias, algo que los anarquistas y sobre todo gente como tú NO han sabido hacerlo?

          Del 15M hay mucha tela y muchos matices, hay en ciudades que se llevan mejor que en otras en que son asambleas-pose/espectáculo, pero en otras no serían así. Lo cual depende...

          Que conste que el apoyo es meramente táctico, no es renunciar a nuestro trasfondo político y unirnos, sino aplicarlos dentro de los movimientos sociales y radicalizarlos, que adopten un funcionamiento más libertario así como su radicalización de sus discursos. Además, dichos movimientos no tienen por qué adaptarse a nuestras ideas para que los apoyemos, aportemos y participemos. Esa idea de "que les jodan y que les muelan a porrazos mientras nosotros vamos a nuestra bola haciendo cooperativas con nuestro círculos de amigos" es propiamente pequeñoburguesa.

          Igualmente estos lemas te encajarían perfectamente:
          "La PAH es prosistema, esos sindicatos también son prosistema, ¡alejáos de las demoníacas mareas CIUDADANAS que son el cáncer reformista que nos contaminan!, así que dejad de trabajar, haced que os despidan y ¡uníos a nuestra cooperativa integral para hacer la revolución antisistema... DESDE LA MÁS ABSOLUTA MARGINALIDAD del sistema!"

          Por cierto, gracias por los vídeos, me ha servido para partirme la caja un rato.

          • janusz says:

            Aunque no esté de acuerdo con determinados discursos siempre intento concederles el máximo respeto y atención. Entre otras cosas porque nunca olvido que antes de acercarme ideológicamente a las ideas libertarias yo ya había sido un acérrimo defensor de la izquierda estatalista. De hecho a menudo cuando surge la oportunidad de hablar de política en el trabajo o entre mis amigos (la mayor parte de derechas), por inercia me sale el discurso típico de la izquierda anteponiendo lo público a lo privado, etc. Por tanto entiendo perfectamente el discurso que defiendes y sé que no se pueden reducir unas ideas a unas pocas frases hechas. Sin negar que yo también defiendo un determinado discurso ideológico mi intención fue hacerte consciente de que la caricatura que haces de los discursos ajenos, por muy contrapuestos o disparatados que te parezcan, también puede ser perfectamente aplicable en cierta manera al tuyo (o al mío).

            Aunque no deseo ahondar más en el tema, no puedo dejar de recalcar otra vez que no existe contradicción alguna entre el derecho a la propiedad privada de una vivienda y el capitalismo. Estoy de acuerdo contigo con que hay que buscar una solución urgente a los montones de familias que están siendo desahuciadas actualmente, pero desde mi punto de vista deberíamos tener siempre presente que la defensa de ese derecho no puede resolver por sí solo los graves problemas de deficit democrático y de desigualdad social que padece este país. Un ejemplo de protesta que podría ir un poco a la raíz de los problemas sería aquella que reclamase la autogestión de sectores clave como la sanidad o la educación, la implantación de más mecanismos participativos y de control al Estado, la reducción del consumo energético o directamente el desmantelamiento de determinados sectores industriales, la socialización de los medios de producción, el abandono de la economía de mercado, etc. Pero la protesta es el estilo de casi toda la izquierda tradicional, y como estrategia para alcanzar metas ambiciosas me parace rotundamente ineficaz por las razones que ya te comenté, más si cabe cuando las demandas son a menudo tan tibias como en el caso de la mencionada PAH.

            Por lo demás me parece que nuestras posiciones ya quedaron bastante claras en la anterior confrontación que mantuvimos a raíz de tu artículo.

Responder a Lusbert Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑
  • Opinión

  • Comentarios recientes

  • Redes sociales

    Recibe todas las novedades en nuestro canal de Telegram:

  • Un vistazo a la hemeroteca