Artículos

Publicado el 18 de septiembre de 2012 por Nemo

9

¿Quién fue Santiago Carrillo?

Hoy, debido a una insuficiencia cardiaca, ha muerto Santiago Carrillo a los 97 años de edad en su casa mientras, según han informado los grandes medios, descansaba.

Nos cuentan, especialmente por la televisión, que Carrillo fue durante toda su vida un revolucionario que, por el buen desarrollo de la transición española, supo renunciar a intereses partidistas. Uno de los padres fundadores de nuestra democracia, de nuestra actual España. Pero como uno no es muy dado a tragar con versiones oficiales me gustaría profundizar un poco más en quien fue Santiago Carillo y en lo que significó, especialmente, para la izquierda española.

Este hombre nace en Gijón en 1915, de familia obrera e hijo del militante del sindicato UGT y del PSOE Wenceslao Carrillo. Por tradición familiar, Santiago se afilia a las Juventudes Socialistas poco antes de la llegada de la República, siendo todavía un adolescente. En el 1934 alcanza la secretaría general de la organización juvenil, promovido por el ala prosoviética (y entonces minoritaria) del partido. Ocupando este cargo participaría en la revolución de Asturias y en la breve República Socialista de Asturias, participación que le llevaría a la cárcel cuando la revolución fue reprimida.
Es liberado con el triunfo del Frente Popular, momento en el que se encargaría de encabezar el proceso de unificación de las Juventudes Socialistas del PSOE con las Juventudes Comunistas del PCE, dando como resultado la Juventud Socialista Unificada. Este hecho fue una de las causas de que el PCE dejara de ser un partido minoritario, al lograr absorver a unas colosales JJSS que contaban con 100.000 afiliados en unos momentos en los que el PCE no pasaba de los 30.000.
Durante la guerra civil participaría en la defensa de Madrid, estando después al cargo de la cárcel Modelo de Madrid, siendo en Paracuellos del Járama responsable de sacas y fusilamientos indiscriminados y que sobrepasan lo puramente necesario en un conflicto militar que se llevarían la vida de dos millares de presuntos fascistas sin juicio previo. Esta matanza solo sería detenida por la intervención del ministro de justicia Joan García Oliver de la FAI que pondría al mando de la institución penitenciaria a Melchor Rodriguez García «El Angel Rojo», también de la FAI.
En este conflicto Santiago Carrillo acaba por entrar a militar al PCE, rompiendo con las ideas políticas de su padre.
Durante el franquismo sería uno de los ejes vertebradores del PCE en el exilio, participando en el liderazgo, desde París, del movimiento guerrillero del maquis español, dirigiendo la quijotesca invasión del Valle de Arán en 1944, lo que costaría la vida a doscientos guerrilleros antifranquistas. Para posteriormente cambiar de política, abandonando a su suerte a los focos guerrilleros que no habían logrado salir de España. Esta nueva política fue la infiltración de núcleos comunistas en el sindicato vertical franquista, lo que derivaría en la construcción de las Comisiones Obreras.
En los años 60 alcanza la secretaría general del PCE, derivando sus posturas hacia un alejamiento de la línea oficial de Moscú, el eurocomunismo, de corte más similar a las posturas socialdemócratas.
En 1976 y con la muerte de Franco vuelve a España, no sin antes entrevistarse con gerifantes de la dictadura como Adolfo Suárez, el ministro Manuel Fraga o el príncipe Juan Carlos de Borbón. Tras pactar con estos oligarcas del régimen Santiago Carrillo acepta, y el PCE con él, la monarquía y la transición frente a la ruptura, lo que permitió un continuismo que hizo que las élites sociales del franquismo no solo no fueran nunca juzgadas, sino que incluso peremanezcan actualmente en el poder.
En 1977 el PCE, bajo su dirección, firma los pactos de la Moncloa, en la cual se adopta oficialmente una economía y estructura social liberal. Las únicas organizaciones de peso que lo rechazaron fueron los sindicatos CNT y UGT (si bien este último acabó por firmarlo más tarde), debido a lo que estos pactos suponían para la clase trabajadora española.
Participa en la elaboración de la conservadora, por no decir reaccionaria, constitución de 1978 que facilitaría la conversión de España en una monarquía de corte liberal perfectamente integrada en el mundo capitalista.
La debacle reformista a la que llevaba al PCE propició su expulsión por parte de un sector liderado por Gerardo Iglesias en 1985, ante la alarma de que Carrillo pretendiera convertir al PCE en una simple corriente dentro del PSOE. Carrillo funda el PTE como partido personalista, que sin éxito electoral, acabaría por integrarse en el PSOE.
Desde entonces se ha convertido en una figura meramente testimonial, participando en actos conmemorativos o programas televisivos donde se invita a las viejas glorias. Siempre, por supuesto, con su ducados en la mano.

Creo que ahora queda bastante claro por que los que dominan en la España actual sienten tanto agradecimiento hacia este padre de la democracia.

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , ,


Acerca del autor

Nemo

Comunista libertario, porque construir socialismo desde abajo es el proyecto de nuestro siglo. Esclavo asalariado en un centro de llamadas.



9 Respuestas para ¿Quién fue Santiago Carrillo?

  1. viejacalva says:

    Recomiendo esta entrevista reciente a Carrillo en la que repasa su propia vida: http://www.youtube.com/watch?v=azmf-OYY51s .

    Si se cedió en la transición fue por el enorme riesgo que había de continuismo del franquismo o de un golpe de estado que había entonces. Carrillo cometió muchos errores pero fue un luchador antifascista que dedicó su vida a defender los derechos de los trabajadores.

  2. MARTA says:

    La UGT si que firmo los pactos de la moncloa, junto con CCOO, el PCE, el PSOE etc

    • Nemo Nemo says:

      No exactamente. Lo acabaron por firmar, pero más tarde, no junto con CCOO, PCE y PSOE.

  3. Interesante la figura de Carrillo, pero yo personalmente no acepto los argumentos del tipo: "accedió a ceder en la Transición para evitar un mal mayor." Bien, pues ese "mal mayor" que intentó evitar parece ser que ya se nos ha impuesto, ¿acaso no supuso la Transición la reproducción y afirmación del sistema que tanto querían destruir?

    Si hoy la gente repudia la idea de reformar la Constitución; si hoy la gente piensa que Juan Carlos I es campechano; si hoy la gente cree que el capitalismo en España es la única vía posible, es porque gente como Carrillo cedieron en su díá "intentando evitar un mal mayor." Un buen análisis de la Transición en España se podría hacer desde la óptica de Errico Malatesta (a lo mejor me animo).

    Abrazos.

    • Cristian says:

      Pues leyendo el artículo he pensado que estaría muy bien ver un artículo o serie de artículos en esta revista sobre la Transición, que ha marcado la historia reciente de España y de la que en general no tenemos más que la versión mitificada de los que la protagonizaron.

      Y por cierto, muy buen trabajo.

  4. pasaba por aquí says:

    se podrá decir como se quiera pero la verdad. es que dicho de forma vulgar para que todo el mundo lo entienda,.,, este hombre fue un TRAIDOR, que se vendió y vendió a todo un pueblo y a miles de muertos, por un escaño y por notoriedad, Un hombre con su carrera, no desconoce, que pactar una constitución como la que el y los fascistas impuestos por el asesino golpista, era dejar en la estacada a todos los hombres y mujeres de la clase obrera y a aquellos que murieron por un ideal que el había fomentado durante su vida....¡anterior claro! sigo opinando qte tanto el como el Felipe González, fueron unos traidores que la historia, ya que no al ley. debe poner en su sitio.

  5. Búscame en la esquina says:

    Desde el fin del maquis hasta el año 1975 en España no hubo otra oposición seria y estructurada que el PCE. Sólo a partir de 1968 se sumaron a esa resistencia activa ETA y las organizaciones de la izquierda leninista: MCE, PCE(i) , ORT, LCR. El resto ni estaban ni se les esperaba, así que el PCE es el principal responsable dela política de izquierdas de aquel momento. No había otra, y del PSOE, ni te cuento, cantinerita bonita...

  6. Manolín says:

    Sobre Paracuellos y Carrillo la verdad es que aún siguen existiendo ciertas dudas sobre el papel que habría tenido. Parece ser que no fue por orden suya ni estaba directamente involucrado, pero si que tuvo conocimiento de lo que estaba pasando, al menos en cierta medida. Otra cosa es que mirase para otro lado teniendo en cuenta el pastel que le habían dejado con todo el tema de la defensa de Madrid.
    Y en cuanto a la invasión del Valle de Arán creo recordar (lo cierto es que no tengo referencias a mano) que el que estaba detrás, entre otros, era Jesús Monzón. Con el estrepitoso fracaso de esta acción la carrera de este último se fue al garate, de hecho estuvieron a punto de fusilarle los del PCE por obra y gracia de Carrillo y cía aunque se libró in extremis porque fue detenido en Barcelona. A partir de ese momento la carrera de Carrillo fue ya imparable hasta la transición.
    Por lo demás completamente de acuerdo, Carrillo fue un tipo que en la transición traicionó vilmente a todos aquellos militantes de base que se dejaban la piel -y la vida- en la lucha.

  7. Sergio says:

    Si un rey dice de él que "Carrillo fue una persona fundamental en la transición" y visita a su viuda...será que no ha sido muy comunista..

Ir arriba ↑