Opinión

Publicado el 23 de mayo de 2015 por La Redacción

9

Reflexiones sobre abstención activa

La abstención activa es un concepto muy bien conocido dentro de los entornos anarquistas, y supone ya una respuesta automática de las anarquistas cuando sale el tema de las elecciones. Lemas como «no votes nunca «, «si el voto sirviese para algo estaría prohibido» es la que acompaña a todas las «campañas» por la abstención activa. No obstante, resulta un lema muy vago, nada concreto y que no lanza realmente argumentos importantes para oponerse a las elecciones, ni alternativas a la vía institucional claras. Aunque para las anarquistas ya convencidas, tengamos claro qué significa la abstención activa, a otras personas que no lo son, les será irrelevante. De hecho, a efectos prácticos, esa abstención activa se computa igual que la abstención pasiva, la que se da porque «no me da la gana ir a votar y ninguno me convence», «prefiero ver la tele o ir de bares» y expresiones similares que denotan un pasotismo y una indiferencia absolutas. No tratamos en este texto de realizar una oda al voto, ni mucho menos, sino lanzar al aire una reflexión que muchas llevamos pensando hace tiempo, y es que el discurso libertario abstencionista esta caduco, ¿qué sentido tienen estas campañas? ¿Realmente la abstención es algo efectivo o contribuye a fortalecer la lucha en las calles? ¿Qué supone votar y que supone no votar?

Seamos claras, las instituciones y el Estado son tan solo un pieza más en el entramado del sistema capitalista y más aún cuando el Estado-Nación se encuentra sin apenas capacidad de decisión debido al capital financiero. El Estado en ningún caso servirá como elemento emancipador de las clases subalternas sino más bien lo contrario, así lo ha demostrado la historia, y es esta nuestra diferencia histórica con el marxismo-leninismo, entre otras cosas. Teniendo siempre en mente esta reflexión, debemos entender que, debido a la emergencia social, muchas compañeras decidirán votar este domingo, y no por esto serán menos compañeras, no votarán ilusionadas, sino a regañadientes más bien, sabrán que su voto “legitimará” ciertas conductas y ciertas opresiones, e incluso pasarán vergüenza cuando sus vecinas les vean en el colegio electoral (muchas no han ido a votar en su larga vida). Pero debemos preguntarnos el por qué, porque aunque seamos libertarias muchas consideran que “podemos” o las candidatuars ciudadanas pueden frenar en parte la ofensiva neoliberal, y que aunque sea para cuatro cosas básicas de algo servirá: no más desahucios, electricidad y agua garantizada, más servicios sociales… Lo que debemos hacer no es señalar a nuestras compas porque van a votar o “quitarles el carnet de anarquista” sino reflexionar y analizar las razones por las cuales nosotras como libertarias no hemos sido capaces de generar una alternativa real a las situaciones de miseria que viven nuestras vecinas, amigas, compas o nosotras mismas.

No creemos que en este contexto social y económico todo se decida en las urnas, ni mucho menos, si hemos sido capaces de sobrevivir a estos años de paro y miseria ha sido gracias a la lucha en las calles, al apoyo mutuo y a pensar en común, y consideramos que es ese el camino, que mediante la organización asamblearia, popular y autónoma estaremos más cerca de un proceso de emancipación popular. Es por eso que no nos importa tanto si la gente vota o no este domingo, sino lo que hace el resto del año. Debemos apostar por los movimientos sociales, y si nos tenemos que preocupar por algo es cuando alguien deja la asamblea de vivienda o la asamblea del barrio para militar en algún partido, ahí sí que debemos ser críticas y no cuando se deposita un papelito en una caja de plástico.

Hemos llegado a aceptar la abstención activa como dogma, como si al no votar, mágicamente la democracia burguesa se desestabilizaría o se deslegitimaría. Pero no, la democracia burguesa no se legitima expresamente por el voto, sino que es sustentada por la propia clase dominante, el cual, este sistema político le otorga más garantías para sustentar las relaciones de producción capitalistas. Votar o no votar no cambiará mucho nuestra realidad material ni social, los cambios sociales no los hacen los partidos, ni los gobiernos, ni los estados sino la gente, tratemos pues de crear el escenario perfecto para que ese proceso revolucionario se pueda dar, no ataquemos a compañeros y compañeras desde el dogmatismo sino desde la reflexión y el entendimiento. El discurso de la abstención activa parece no salir del marco electoral y la dicotomía entre votar o abstenerse, y parece más bien una respuesta por inercia en vez de una estrategia de ofensiva, es decir, una respuesta forzada por la coyuntura y no la articulación de un ataque o avance, porque parece que saquemos este discurso solamente cuando hay elecciones. Por eso, pensamos que es necesario superar esta falsa dicotomía y pasar a tener visión estratégica, que apunte a la política del día a día, y esto es, la inserción social en las luchas cotidianas, teniendo como objetivo el fortalecimiento de los movimientos populares para hacer posible su articulación a nivel político. En otras palabras, a crear alternativas políticas fuera de las instituciones con fuerza real y capacidad transformadora.

Dicho esto seguiremos pues en nuestra fría trinchera, sacudiéndonos la poca ortodoxia que nos queda para empezar a pensar en la victoria, reproducir la derrota nunca sirvió para nada. Seguiremos odiando a esta sociedad, a su policía, a sus jueces y a sus políticos lleven o no lleven coleta pero trataremos de convencer y de reflexionar con las desposeidas con todas aquellas que se resignan a vivir en esta sociedad de mierda en donde es más importante salir de fiesta una noche que ir a parar el desahucio de tu vecina.

Da igual si votas o no votas, lo que importa es lo que hagas el resto del año.

Artículo conjunto entre Bari y Lusbert

Comparte nuestro contenido para disputarle la hegemonía a los medios capitalistas

Tags: , , , ,


Acerca del autor

La Redacción

Somos lo que publicamos. Las entradas cuya elaboración han participado dos o más personas del equipo se publican como La Redacción. Porque como equipo es lógico que escribamos cosas colectivamente.



9 Respuestas para Reflexiones sobre abstención activa

  1. Elqueosconoce says:

    Los refors salva movimientos chapeándonos desde sus pedestales de medidas mágicas salva anarquismos. ¿Reparten chapas de lidercillos rojinegros en Regeneración?

    • Lusbert Lusbert says:

      Ay la ortodoxia. AY, AAAY ¿chapar a quiénes? ¿A quienes han hecho del anarquismo un simple postureo ideológico de ver quién es más puro ante los ojos de Bakunin o Durruti?

      Por cierto, las chapas son a 5€ cada una, porque las subvenciones de CGT no nos dan ni para comer :/.

      • Lusbert Lusbert says:

        JAJAJAJAJAJA, deja de desvirtuar. El comentario de Makhno iba para los y las insus del Estado español que precisamente son eso: literatura incendiaria, riot porn y comedores veganos, cosa que en Grecia por ejemplo no pasa, donde las insus ocupan sedes de Syriza por las presas, defienden con fuego Echarxia, protege a la población migrante de agresiones fascistas, etc.. Y es que hasta Bonnano hacía más que todas las insus del Estado español juntas.

        Y eh, si lees mejor verás que no pido el voto anarquista, sino que se habla del votar o no como una cuestión OPCIONAL. Desde luego que Makhno nos daba unas buenas tundas a casi todas las anarquistas del Estado español, menos a ti que debes ser un aladid y ejemplo de anarquista perfecto XDDD.

        Bakunin también bebió de Marx y le admiraba. Pero bueno, si llamas a tener estrategia política, herramientas de análisis de coyuntura, construcción de movimientos populares, tener hojas de ruta y programas como algo marxista.. AYYYY, Bakunin te aplaudiría en la cara xDD.

      • Orán says:

        ojalan fuesen ideas marxistas....esto es posmodernidad pura y dura. Se puede ser anarquista y apoyar un sistema de opresión brutal como es la democracia ¡no pasa nada! ¡ un cuchillo puede servir para matar a alguien o para untar la mantequilla! y cuidado con tener unas bases y posicionamientos fuertes entonces eres un puritano amargado que no vale ni para tomar por culo.

        También se puede apoyar a ocalan y negar en bloque todas sus matanzas y violaciones.O sus apoyos y alianzas con otros todo tipo de burguesías

        Sirvete tu mismo, pero no digas que eso es marxismo, esto es el anarquismo de ahora, el anarquismo muriendo con la posmodernidad

        • Lusbert Lusbert says:

          Öcalan hizo autocrítica y reconoció que el PKK cometió actos criminales como asesinatos y secuestros. Reconocerlo y hacer autocrítica para cambiar el partido entero y poner sobre la mesa el feminismo tiene su merito. Esto ningún otro partido de origen marxista-leninista lo hizo, ni ningún líder comunista.

          Öcalan no será anarquista, pero tuvo influencias de las ideas de Bookchin y el comunalismo zapatista para adaptarlo al contexto de oriente medio, como una solución de paz para los pueblos en esa conflictiva región con una gran diversidad cultural y étnica. Además, su persona es hoy fuente de inspiración del movimiento de liberación kurdo en Turquía y el norte de Siria (Rojava) donde desde julio de 2012 declararon la autonomía democrática, un experimento y realidad social en donde se aplican los principios del confederalismo democrático: democracia directa, ecologismo, feminismo y socialismo.

          Los principios no valen nada si se utilizan como armas arrojadizas y excusas para defender unas posiciones ideológicas. Los principios deben ser bases sobre las cuales intervenir políticamente en la realidad con el objetivo de construir proyectos políticos fuera de las instituciones en la realidad material, no para crear espacios de confort aislados de dicha realidad.

  2. orán says:

    Madre mía da vergüenza ajena leerte. Eres peor que belén Esteban. Ocalan es un bastardo. Y tu con tus justificaciones y posición me da a mi que estas bastante cerca.

    • Lusbert Lusbert says:

      Tus pataleos me la refanfinflan, podré ser hasta peor que Pérez Reverte para ti, pero tú no te diferencias del típico "no me raies kon tus mierdas" demostrando una capacidad nula para tener varios puntos de vista y de análisis, por no decir argumentativa. Y a la peña que solo sabe aporrear el teclado desde el anonimato que escupe falacias y comportarse como un niñato odioso, qué mejor que responder con la invisibilización. Va, sigue ladrando mientras cabalgo, que bien haré ignorándote a partir de ahora 😀 😀 😀 😀

      En otras palabras, comenta lo que quieras que no te haré casito, y pasaré de ti 😉

    • Luisle Luisle says:

      Öcalan hizo cosas posiblemente repugnantes en su pasado, y quizá como persona en algunos aspectos deje mucho que desear y, en su pasado sobre todo, también como ser político. No obstante, en primer lugar, me gustaría enunciar a Meredith Tax, autora del artículo La Revolución en Rojava que he traducido y publicado yo mismo aquí en Regeneración, y que dice en el mismo: a las personas y a los movimientos se les debe permitir un espacio para evolucionar.

      En segundo lugar, me parece que eres el menos indicado para juzgar a Öcalan porque dudo que conozcas mucho de su vida y porque a ti no te afecta en nada. Les kurdes son les que pueden haber sufrido las acciones que ni siquiera mencionas (no sé si porque no las sabes o por qué) por su parte y son les que más admiración le tienen (especialmente las mujeres). Entonces, ¿qué me estás contando? ¿Vas a venir tú (que no sé quién serás, pero corrígeme si me equivoco que un hombre cis blanco occidental que ni siquiera ha pisado tierra kurda en su vida) a decir cómo de malo o bueno es Öcalan? Ve a Kurdistán y díselo a les kurdes, a ver qué te cuen.

      Por último, lo que estás empleando tiene un nombre: falacia ad hominen. Que Öcalan haya hecho cosas mal (cosas que en ningún momento ha defendido nadie) no quita, en primer lugar, que pueda haber enmendado y reconocido sus errores y, segundo, que no haya hecho cosas bien (que evidentemente ha hecho).

      Un saludo.

  3. Dejando a Öcalan y volviendo al tema me gustaría expresar, aunque ya se sepan por aquí mis ideas al respecto, que para construir esa realidad revolucionaria afuera de las instituciones del Estado-nación hay que seguir haciendo esas campañas de abstención activa.

    Siempre me hacen sonreír los comentarios de "dejemos de señalar a lxs que deciden votar" o "a lxs que han decidido colaborar con tal partido/grupo/marea." Si me sonrío es porque de esos grupos derivan las pestes más pestilentes contra otrxs "compañerxs." Jueces dentro del movimiento, que cantaría Liberando el Corazón. Cuando ellxs señalan parece ser que disponen de una altura moral de otra categoría para hacerlo.

    La abstención activa, la llaméis ortodoxa, rancia, antigua, o lo que sea, sigue siendo una realidad para mucha peña libertaria que se deja las ideas y la libertad en las cárceles a base de acciones directas que van más allá de hacer un par de pintadas contra las elecciones. Esta abstención activa no se ejerce en un solo día cada cuatro años. La abstención activa está presente en cada pintada los 365 días del año; en cada coche patrulla destrozado; en cada casa okupada; en cada concierto ilegal solidario con lxs presxs.

    Decís que si ciertxs "compañerxs" han votado es porque lxs anarquistas no hemos sabido construir una realidad alternativa real. Discrepo. Esa realidad ya existe y se manifiesta en muchos lugares. Si no existiera esa realidad revolucionaria, ¿cómo sería posible el Día del Joven Combatiente en $hile tal como es hoy en día? ¿Cómo sería posible que la policía tenga el acceso restringido a Exarheia en Atenas si no es en motocicletas y a base de blitzkriegs?

    Si esxs "compañerxs" decidieron votar no fue por falta de realidades alternativas, sino por otra cosa a la cual podríamos poner nombre. "Una vez traidorx, siempre traidorx" (que le dirían lxs compas de CCF a Savvas Xiros en Grecia). Cada cual que llame "compañerx" a quien quiera, pero luego que no vengan de buen rollo cuando Manuela, o quien sea, muestre su verdadera cara. Que se lo cuenten a lxs "compas" griegxs que votaron a Syriza.

Ir arriba ↑