Enlaces del mes: Abril 2017

Comenzamos el mes de abril volviendo sobre aquel famoso autobús de Hazte Oír, un grupo de hackers sacaba a la luz cerca de 15.000 documentos de esta organización. Entre otras cosas, aparecen noticias tan sonadas como la posibilidad de que el propio presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, administrara hormonas a sus hijos para, supuestamente, evitar que fueran homosexuales. O la vinculación con agrupaciones ultraderechistas como "El Yunque". Por otro lado, esto nos lleva a ver la evolución de dicha organización, así como ha favorecido la censura en los grandes medios de comunicación.

Acerca de Siria, tenemos el primer ataque autorizado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, con misiles Tomahawk. El ataque, que se produjo sobre la base aérea de Homs, fue una respuesta a un supuesto ataque con armas químicas perpetradas por el gobierno sirio al norte del país. Las reacciones internacionales no se han hecho esperar: Rusia se posiciona en contra del ataque y alerta a los Estados Unidos del peligro de atacar contra un Estado soberano, arguyendo, a su vez, la inexistencia de armas quimicas en manos del Estado sirio. Le Pen ha reaccionado del mismo modo, así como lo ha hecho Irán. China, sin posicionarse en contra, ha comunicado que su oposición al uso de la fuerza militar para la resolución de conflictos. No obstante, la decisión de Trump ha sido apoyada por gobiernos del Reino Unido, Alemania, Israel, Australia, Francia o Japón. Argumentan que es una medida disuasoria contra Al Asad. Pero, ¿qué intereses hay detrás de esta ofensiva? Bien conocida es la región por su posición estratégica en cuanto al suministro energético y el paso de tuberías de gasoductos

Continuamos con una entrevista a Federico Severino, ahora nuevo director del Instituto 25M, fundación de Podemos. En ella, Severino plantea los objetivos que esta institución pretende llevar a cabo para promover una cultura política con figuras que no sean políticas. La meta es poder acercarse a un público que, a priori, no es simpatizante de esta formación política. En este sentido, los canales que pretende el Instituto usar son variopintos, desde lo audiovisual hasta la producción de novelas gráficas. Arguye a la necesidad de una renovación que pasa por la deconstrucción invidual del neoliberalismo, y así crear espacios de solidaridad.

La preocupacion sobre el reconocimiento pluricultural en Turquía continúa, especialmente en lo referente al pueblo kurdo, y la deriva hacia un sistema autoritario y personalista, a consecuencia de las reformas que Erdogan plantea introducir en el referéndum que convoca. Con su aprobación, daría a un más poder a la figura del presidente que, entre otras cosas, podría elegir a parte de los jueces y fiscales. Además, al parecer toda la oposición, así como los medios de comunicación críticos con Erdogan, han sido ocupados o silenciados.

El mes de abril también nos sorprende con varias detenciones: por un lado, la del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el del director del periódico La Razón, Francisco Marhuenda. Ambas dentro de la operación Lezo y su vinculación con las irregularidades en el Canal de Isabel II.

El pasado 15 de abril se conmemoró el sexto aniversario en el que el pueblo de Cherán comenzó a reinventarse y a organizarse de una manera diferente. Ese mismo día, pero en el 2011, 10 mujeres detuvieron a varios hombres armados que a diario cruzaban el pueblo para talar los árboles de la zona. Estas 10 mujeres, sin otras armas que sus cuerpos, plantaron cara a la injusticia. A ellas se sumaron todo el pueblo, que logró expular tanto a los taladores ilegales, así como a la policía cómplice de todos estos crímenes. Desde entonces, y con un deseo de apoyo mutuo y de solidaridad, el pueblo reinventó su gobierno, creando una participación directa a toda la comunidad, que elige a un concejo mayor que son sus representantes, y que su única finalidad es representativa, ya que solo transmiten las decisiones de la comunidad. A pesar del desprestigio que analistas hicieron de esta nueva política, Cherán sigue resistiendo.

Este año Semana Santa ha caído en abril, que nos dejó este año la anécdota de las avalanchas humanas en Sevilla. Más allá de lo que parece que fue un bulo, no es la primera vez que esta católica celebración ya se ve trastocada. El siguiente artículo recuerda los incidentes ocurridos en varias ciudades del Estado a finales de los 80, todo muy al calor del movimiento punk de aquellos años. Al parecer, todo comenzó en Pamplona, cuando varios jóvenes comenzaron a entonar la canción Salve de la Polla Records. A los primeros lanzamientos de objetos contra las imágenes paseantes, los creyentes respondieron golpeando con cirios. Lo mismo pareció expandirse en otras ciudades como en Cuenca, Valencia o Madrid.

Una vez más tenemos que lamentar lo que parece la represión sistemática contra personas por su orientación sexual. Esta vez es en la República de Chechenia donde, al parecer, se han creado campos de concentración para homosexuales, donde están siendo privados de su libertad y sometidos a torturas.

Este abril nos dejó también la sorpresa en el ascenso de la extrema derecha de Marie Le Pen en su campaña hacia la presidencia francesa. Sin embargo, también la remontada del candido del partido de izquierda La France Insoumise, Jean-Luc Mélenchon. El artículo analiza el cambio de estrategia comunicativo del candidato quien, fuertemente influido por la apuesta de Laclau, ya no se dirige a la militancia de izquierdas, sino al conjunto de los franceses. Al tiempo que hace suyos elementos integradores de la francia multicultural. Adoptando, a su vez y como hizo Podemos en las pasadas elecciones españolas, un discurso patriótico, pero alejándose de la xenofobia de Le Pen.

Desde el Congreso Nacional Indígena se ha propuesto la creación de un Concejo Indígena de Gobierno, que debería ser una candidata a las elecciones presidenciales mexicanas para el próximo 2018. Lo llamativo de dicha propuesta no es tanto una cuestión electoral, pero es un elemento de organización que facilite una unidad desde las bases sociales, creando así un bloque de resistencia indígena frente a las políticas neoliberales.

La gentrificación es un problema que está echando de sus casas a los vecinos de los barrios centrales de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Este mes de abril nos enseña también las respuestas que los vecinos de dichos barrios están llevando a cabo contra plataformas como Airnb o Homeaway, a lo que los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona comienzan a estudiar cómo regular, ya que existe un vacío legal. El principal problema no radica ya solo en la sustitución de una población estable por otra con una capacidad de renta mayor, sino en el vaciado de viviendas para el alquiler por días. Y es aquí donde los Ayuntamientos de ambas ciudades pretenden incidir con políticas sancionadoras contra las empresas que realicen dicha especulación.

Nos quedamos también con el acoso sufrido por la chica anónima del tranvía de Murcia. Un joven, que se cruzó con ella en el tranvía, no dudó en llenar la ciudad de carteles describiéndola y dejando su número de teléfono. Así, los medios de comunicación también se hicieron eco de esta historia, caldo de cultivo para perpetuar y mantener el amor romántico y sus mayores y atroces consecuencias: la violencia contra las mujeres.

¿Cómo ha cambiado el empleo y la calidad de vida en la última década? ¿Estamos, realmente, saliendo de la crisis como se augura desde los grandes medios o el poder? Y principalmente, ¿cuál es la deriva actual del capitalismo? Al parecer nos movemos hacia el fin del crecimiento y del capitalismo. Todo ello, y teniendo de fondo también la compleja cuestión energética, solamente queda plantearse el decrecimiento como una opción a tener muy en cuenta.

Para cerrar los enlaces del mes de abril, nos queda comentar la triste noticia de un chico asesinado en un pub de Málaga por neonazis de esta ciudad. Los acusados parecen tener vinculación con el Frente Bokerón, grupo ultraderechista seguidor del Málaga Club de Fútbol, así como su posible colaboración con Hogar Social Madrid.

El amor romántico es perjudicial para nuestra salud. Autogestión de las emociones afectivas

El amor romántico es una creencia cultural y social asentada en una serie de mitos, formulada de tal manera que aparece como una verdad eterna, por encima de cualquier razonamiento lógico y que construye la supuesta verdadera naturaleza del amor. En realidad, se trata de un conjunto de percepciones ficticias y engañosas que apuntalan el establecimiento de falsas expectativas amorosas o relaciones basadas en la desigualdad, y que conducen irremediablemente a la frustración, al fracaso afectivo y a la violencia.

Mitos del amor romántico

Algunos de estos mitos son la fe ciega en el destino y la existencia de una media naranja predestinada para cada persona; el mito del emparejamiento heterosexual y monógamo con exclusividad como algo imperecedero a lo largo de la historia de los seres humanos; el mito de los celos como algo positivo y que refuerza una pareja; el mito de que el amor todo lo puede y es necesario sacrificarse y crear un armazón hermético de unicidad; el mito de los llamados problemillas de pareja o discusiones y que los polos opuestos se atraen; y por último el mito de que amor y enamoramiento son equivalentes.

Todos estos mitos están íntimamente relacionados entre sí, conforman un todo fuertemente arraigado en el imaginario colectivo, aunque algunos tienen un mayor potencial de peligrosidad y en un terreno emocional correctamente abonado, puede construirse el espacio idóneo para la manipulación y las agresiones –no referidas a las físicas, aunque también se incluyen–.

Reconstruir sobre la igualdad nuestras relaciones

Para ir desgranando paulatinamente estas referencias del amor romántico, comenzaré diciendo que es absolutamente incompatible una relación afectiva si el vínculo que se establece se sienta sobre la desigualdad. En la totalidad de los casos en nuestras sociedades estructuradas bajo este paradigma, las relaciones se asientan desgraciadamente en una desigualdad sistémica conocida como heteropatriarcado. Esto quiere decir, que debemos atrevernos a conocer y analizar cuidadosamente esta creencia del amor romántico, para comenzar a construir relaciones afectivas basadas en la igualdad y el respeto.

Este gigantesco paso exige como piedra angular de nuestro nuevo objetivo hacer introspección sobre nosotrxs mismxs, y descubrir profundamente nuestras emociones y deseos, asignatura completamente pendiente en nuestro desarrollo educativo. Una sana educación afectivo-sexual debe incluir el aprendizaje profundo de nuestras emociones y saber gestionarlas responsablemente de manera personal y junto con las personas que nos rodean. Esta creencia romántica no es algo de lo que sentirse culpable o asustadx por no saber cómo salir de la toxicidad que genera, es normal la confusión y sentirnos con frustración o ansiedad, pero recordemos que con amigxs siempre es más sencillo y las soluciones colectivas basadas en la confianza son mucho más duraderas y estables.

Cuando estamos inmersxs en la creencia del amor romántico, habitualmente nos embarcamos en relaciones afectivas que miran nuestros ombligos, no comunicamos sinceramente porque no se nos enseña a hablar con libertad de nuestras emociones, no poseemos las herramientas adecuadas, y de esta manera cada persona en esa relación tirará hacia sus deseos individualmente.

No debemos vivir para otras personas sacrificándonos continuamente, y mucho menos para una media naranja inexistente, tenemos que aprender a amar libremente, y querernos a nosotrxs mismxs es el primer reto ante el cual nos situamos. El amor no es condicional, si está condicionado es opresión, y por lo tanto algún día nos cansamos de esa opresión. Aprendamos a amarnos pero de verdad, sin comparaciones, sin establecer vínculos entre las maneras de amar y situaciones completamente distintas. No nos dejemos decepcionar siempre en esta vida creando expectativas para absolutamente todo, permitamos la espontaneidad en nuestras experiencias cotidianas y recibamos abiertamente sin esperar algo predeterminado.

Tal y como ya apuntaba, no considero que las relaciones afectivas sean comparables, no es mensurable porque cada persona en una fase de su vida no tiene por qué amar de igual manera, ni en los mismos términos, estamos en una evolución constante. Tampoco se puede comparar la intensidad con la que se quiere a personas distintas, pues los lazos afectivos que tendemos con cada persona tienen características diversas, de esta manera es completamente cierto que se puede querer a varias personas a la vez.

Poliamor, compersión y otras cuestiones amatorias

El amor no es eterno, pero sí es un recurso ilimitado y la naturaleza humana es proclive a la poliamoría; la exclusividad y los celos impuestos por el amor romántico rompen el apacible devenir de las relaciones libres que podríamos disfrutar las personas. Querer a otras personas siempre suma exponencialmente, nunca resta, y por ello frente a esto situamos la compersión, un estado empático de felicidad experimentado cuando un amante disfruta de otra relación. En ocasiones las experiencias poliamorosas que tratamos de crear pueden no tener el resultado que esperábamos a la primera, no nos defraudemos por ello, porque muchas veces aún no estamos preparadxs por el bagaje que arrastramos del amor romántico. Se trata de ir descubriéndonos sin prisa y sentar las bases de cómo queremos amar en un futuro tras deconstruirnos los malos vicios que iremos dejando atrás.

Si creamos relaciones basadas en la monogamia, y con una base de nula comunicación de deseos y sentimientos, al final se acabará rompiendo el contrato, pero la raíz del problema está en la estructura de género y sexual, las personas son infieles porque no entienden en qué se fundamentan conceptualmente las relaciones humanas. El problema es la ideología cultural, no los actos individuales.

Si se aspira continuamente a una relación como las representadas en las películas, entonces acabaremos frustradxs, porque la ficción genera patrones a seguir, pero la realidad amorosa es otra distinta, y debemos crearla nosotrxs mismxs, según nuestra libre necesidad emocional, no reproducir lo que podemos comprobar que no funciona en la mayoría de casos.

Si siguiendo ese modelo romántico exigimos que nos amen exclusivamente como nosotrxs queramos, entonces estamos volcando la balanza hacia nuestro lado con condiciones, y si un vínculo que debería ser libre se desequilibra se transforma en desigual, y entonces no es amor ya, porque para que sea amor ha de ser libre, quizá lo otro sea  rutina, sumisión, lástima, temor...

Conclusiones prácticas en nuestra realidad

Es completamente cierto que en la teoría se puede ver muy claro y declararnos decididamente opuestos a estos mitos románticos, pero en la práctica esta creencia es sumamente invisible y alcanza todos los niveles de nuestra vida, colonizando nuestro lenguaje, nuestro pensamiento y por lo tanto, también nuestra actitud. Son puntos extremadamente nocivos y lo único que consiguen es que construyamos nuestro concepto de amor en torno a falsas ideas de lo que no es en realidad.

Ve viviendo y evolucionando según tus necesidades emocionales, ámate y ama libre a personas que tengas alrededor, desea tu cuerpo y desea libremente a personas de tu confianza. Muchas veces si hacemos caso de lo que nuestra cabeza nos indique, nos estará dando las pistas necesarias para saber con quién podremos compartir un vínculo saludable y placentero.

Concluyendo, creo  que el amor romántico convencional que nos enseñan desde pequeñxs y que la mayoría reproducimos porque creemos que no existe otra alternativa, o porque nos hemos acostumbrado cómodamente a ello, en una infinidad de casos, y unido hacia la falta de comunicación sobre sexualidad y emociones, consigue que la mayoría de las relaciones afectivo-sexuales que establecemos sean nefastas para nuestra salud mental. El amor romántico es una herramienta más de opresión hacia todxs nosotrxs.

A todas aquellas personas que hayan iniciado su experiencia personal con el feminismo como herramienta de liberación, y para lograr la igualdad de género, saquemos la teoría a la calle, a nuestros grupos de amigxs, en nuestras conversaciones, y pongamos en práctica aquellos conceptos que tan rápido estamos asumiendo como nuestros.