Enlaces del mes. Diciembre 2015

Las elecciones generales españolas del 20D han arrojado los extraños resultados que las encuestas daban a entender. Emmanuel Rodríguez, historiador y sociólogo, vinculado a Ganemos Madrid y Podemos, explicaba unos días antes (en colaboración con Isidro López) y después las posibilidades y límites de este escenario.

Edificios adquiridos por Goldman Sachs son ocupados por una mafia española, creando un foco de conflicto en el barrio entre vecinas y con la empresa. Es curioso además el trato laxo que tiene la inmobiliaria con respecto a esta clase de ocupantes, los cuales están cusando problemas de convivencia vecinal a la par que los están echando, incluso con la pasividad de las autoridades locales.

Desde Santiago de Chile nos llega esta entrevista con una joven líder del movimiento Ukamau, que lucha por el derecho a la vivienda más allá del realojamiento en las periferias. Es interesante además una importante victoria del movimiento de pobladores que cuenta cómo les ganaron un terreno donde construiyeron una comunidad "Nosotros estamos marcando un hito importante con la posibilidad de que los pobladores participen de las políticas públicas, llevando adelante un proyecto en el centro de la ciudad, en la comuna de Estación Central, justo en el límite de la comuna de Santiago y que siempre nos dijeron que era imposible. Eran terrenos de EFE y nos dijeron que estábamos locos cuando pensábamos en el proyecto y con la características que nosotros queríamos: un proyecto de autogestión, bajo el artículo 68 del Decreto 49 del gobierno de Sebastián Piñera; un proyecto elaborado por don Fernando Castillo Velasco, que es su obra póstuma, con 7 metros cuadrados más que lo normal. Y lo hemos hecho posible. Por la rigurosidad de la organización, por el nivel de lucha que hemos tenido y capacidad de respuesta ante la autoridad, que generalmente es negligente".

El escritor Raúl Zelik explica la derrota bolivariana en las urnas más allá de las claves superficiales a que los grandes medios nos tienen acostumbradas. Unas principales causas de ello fue la corrupción del Estado, la política económica donde el cambio de divisas y el petróleo tiene un importante papel y la construcción de proyectos cooperativos son contar enteramente con las experiencias de movimientos de base.

Sobre el conflicto de Yemen, en Todo Por Hacer nos cuentan crónicas de una guerra en el cual Arabia Saudí está teniendo importantes pérdidas militares a manos de los houthies. Yemen, además de ser el país más pobre del mundo árabe, está situado en un importante enclave estratégico en el mapa geopolítico mundial, ya que está situado entre la entrada del Mar Rojo al Océano Índico por el Golfo de Aden.

En este diálogo con Amador Fernández-Savater, el historiador italiano Valerio Romitelli analiza y reivindica las bandas partisanas de la Resistencia como modelo organizativo alternativo al partido. En esta entrevista, se desmontan unos cuantos mitos que se tienen acerca de los partisanos durante la II Guerra Mundial.

Los cantos de sirena de la recuperación económica oculta otra crisis de extracción de materias primas, que afecta a las mineras y a la industria del acero además del petróleo. Este año 2015 además fue el año del pico del petróleo, ya anunciado hace unos cinco años. Todo ello va conectado a la desaceleración del crecimiento de la fábrica del mundo, es decir, China, y el decrecimiento del PIB mundial, sufriendo este año una caída del 4,9%. También es destacable la bajada del precio del Brent, el cual, algunos expertos apuntan a un exceso de oferta, pero que en realidad, es a causa de una bajada brusca de la demanda, un factor que tiene conexión con el resentimiento de la economía china tras estos últimos años. Todo ello, sin dejar de mirar a Oriente Próximo, con la mirada puesta en Siria y las monarquías del Golfo. Por último, Luis González Reyes (Ecologistas en Acción) reflexiona sobre las posibilidades de conjugar a la adaptación al colapso energético, económico y civilizatorio con el tejido social y la democracia frente a la tentación ecoautoritaria

Enlaces del mes: Noviembre

Empezamos el mes con varios articulos interesantes sobre cuestiones de fondo. El periódico Solidaridad nos servía desde Chile este articulo de Gema Ortega sobre derechos sexuales (reproductivos y no reproductivos).

En Todo por Hacer, por otra parte, abordaban el tema de los servicios municipales privatizados desde la perspectiva de su remunicipalización. Sobre un tema un tanto ambiguo como es el TTIP (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión), José Luis Carretero publicaba "El TTIP avanza si no se le combate" en la revista Trasversales [sic].

La lucha en el trabajo no ha estado precisamente ausente: por un lado, se presentó la campaña La vaga que volem ("La huelga que queremos") que pretende organizar la solidaridad con las personas represaliadas en la huelga general del 29 de marzo de 2012 a la vez que construye un discurso de reivindicación de la huelga, de los mecanismos de organización, etc. Por otro lado, desde la CNT, la coordinadora de sus trabajadores de Servicarne se declaraba en conflicto, a federación local de Barcelona anunciaba su apoyo a la huelga de remolcadores del puerto y la Confederación en su conjunto anunciaba su XI congreso.

A partir del viernes 13, los atentados de París alteraron la normalidad europea, eclipsando una vez más la atención de los medios sobre los constantes atentados en Siria y Líbano, como el que tuvo lugar en Beirut la víspera.

Los atentados en sí y los tambores de guerra que suscitaron dieron pie a muchos análisis y reflexiones incluyendo aquellas que se centraron en las implicaciones geopolíticas en torno a los flujos de petróleo y la apuesta del régimen turco por el Daesh contra el movimiento de liberación kurdo.

En este sentido, merece especial atención este artículo en inglés escrito por David Graeber en The Guardian, en el que explica cómo Turquía, pudiendo cortar las líneas de suministro de Daesh no lo hace y apoya incondicionalmente a ese autoproclamado Estado Islámico.
Se puede leer también en castellano.

Manifiesto: Por la victoria de la resistencia de los movimientos populares de Turquía y del Kurdistán

Como es sabido, el Kurdistán turco (Bakur en lengua kurda) lleva viviendo varias semanas de guerra de baja intensidad. Se trata de un conflicto por un lado entre el estado turco - dirigido por el partido nacionalista e islamista AKP de Recep Erdogan - y el pueblo kurdo y la izquierda turca por el otro. El conflicto comenzó bajo el falso pretexto de combatir el Estado Islámico, que como se sabe lleva años operando desde Turquía, incluso con la complicidad del propio estado turco. Por consiguiente, esas operaciones contra los yihadistas han derivado en una guerra abierta contra toda la oposición de izquierdas, tanto turca como kurda.

Las organizacions y colectivos que firmamos este documento condenamos la represión contra aquellos pueblos, barrios y comunidades que se niegan a vivir bajo un indigno régimen opresivo. Nos inspira un profundo respeto la capacidad del movimiento popular kurdo y turco para llevar a cabo una valiente resistencia capaz no sólo de responder golpe por golpe a los ataques de las fuerzas armadas turcas sino también para instaurar autogobiernos populares allá donde han podido hacerlo. En este sentido *son varias las ciudades, pueblos y barrios que han proclamado el autogobierno del pueblo *como Varto, Silopi, Silvan, Cirze, Semdinli, Dogubayazit... y otros lugares que están gobernados por un pueblo que se niega a reconocer la autoridad del gobierno del AKP, que pretende cambiar la Constitución para dar plenos poderes al presidente Erdogan.

Hacemos notar que no necesariamente son autogobiernos pensados para durar en el tiempo, sino que son bien conscientes que su desafío será respondido con saña por el estado turco. En algunos sitios son asambleas, en otros son los partidos políticos kurdos BDP y HDP, en otros son las guerrillas del movimiento de liberación kurdo HPG e YJA-Star o en otros, como en el barrio rebelde de Estambul, Gezi, el propio movimiento popular revolucionario local quien impulsa el contrapoder en la medida de sus posibilidades. Todos estos ejemplos y muchos otros nos dan cuenta de lo que significa un pueblo fuerte y organizado a todos los niveles.

Creemos que su ejemplo de lucha y de dignidad debe reivindicarse de la misma forma que hacemos con otros eventos históricos más conocidos por los movimientos populares y la izquierda europea. El conflicto ha derivado en una generalización de contrapoderes locales que gobiernan los territorios en resistencia, con el potencial que esto implica.

La mejor forma de solidarizarnos es dar a conocer las masacres que está perpretando el gobierno turco en el Kurdistán así como su connivencia con el Estado Islámico, y en la medida de nuestras posibilidades protestar lo más fuerte que podamos y asimismo apoyar los esfuerzos humanitarios a aquella zona que es refugio de centenares de miles de personas que han huído de las guerras de Iraq y Siria que ahora están cruzando a Grecia escandalizando con ello a una Europa ciega ante los graves problemas que su política imperialista ha provocado en los últimos años. Finalmente, debemos apoyar la situación de poder popular en curso que deseamos que pueda extenderse a nuevas áreas.

Firman:

Ver Mapa de las zonas con autogobiernos kurdos

Ver el comunicado en otros idiomas

Rojava: de la victoria en Kobanê a la invasión de Turquía e Irán

El 27 de enero del 2015, las milicias kurdas declaraban oficialmente la liberación de Kobanê tras algo más de cuatro meses de intensos combates contra el ISIS. Kobanê fue liberada y poco a poco volvía a la ciudad la población civil, aunque la ciudad prácticamente quedó en ruinas y con numerosas minas dejadas atrás por los yihadistas del Estado Islámico por todo tipo de lugares de la ciudad. A partir de esta victoria histórica, la situación se tornó favorable a las YPG/YPJ que rápidamente liberaron los pueblos de alrededor en la operación de liberación del cantón de Kobanê y en la paralela operación Comandante Rubar Qamishlo desde el cantón de Cizîrê por el oeste de éste.

Pronto toda la campiña sur de Kobanê fue siendo progresivamente liberada, así como por el este. Se iba avanzando en todas las direcciones. De esta manera, igualmente fueron siendo liberadas sucesivamente ciudades muy importantes que se encontraban en manos del Daesh –ISIS en árabe–, como son Tel Abyad (Gire Spi), Til Temir o Til Berak, o la más reciente Sarrin, que terminó liberada completamente el pasado 27 de julio. También fueron limpiados de presencia del ISIS y asegurados el monte Kezwan (Abdul Aziz), la estratégica región de Alya o muchos pueblos asirios ocupados por los terroristas. También fueron liberados antiguos lugares de la población árabe como Mabrouka, Dahma y las poblaciones cercanas.

Cientos de aldeas, pueblos, campos y granjas han sido liberadas, y con ellas cientos de personas que tenían que padecer el intento de califato del Estado Islámico. Asimismo, miles de miembros del ISIS han caído en combate bajo el fuego de las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG).

El ISIS se ha topado sin duda con un enemigo que no se podía imaginar que le fuera a oponer semejante resistencia en el campo de batalla. En todo este año, no ha pasado un solo día en el que las YPG/YPJ no hayan tenido que enfrentarse a los ataques del Estado Islámico en los cantones de Kobane y/o Jazira (Cizire), repeliendo efectivamente todas las oleadas. Como se puede observar en este mapa de Siria que refleja las ganancias (verde) y pérdidas (rojo) territoriales del Daesh en el país en el último mes de junio, es en la zona de Rojava donde han perdido más terreno sin lugar a dudas (al norte).

Como resultado de la exitosa campaña kurda contra el Estado Islámico, éste intentó levantar de nuevo la moral de sus miembros lanzando una gran ofensiva sobre la ciudad de Hasakah, al sur de Qamishlo –la ciudad más grande del cantón de Cizire–, donde coexisten fuerzas de las YPG y las YPJ (pues en la ciudad hay un número considerable de barrios y población kurda) y fuerzas del régimen de Al Assad –entre las cuales hubo enfrentamientos armados por presiones de los militares del régimen sirio en las zonas kurdas–. Para ello enviaron una ingente cantidad de yihadistas provenientes de Iraq, Homs, Jarabulus, Minbij, Raqqa y el resto de áreas bajo su ocupación en un intento desesperado por tratar de cambiar el rumbo de la guerra en Siria. De la misma manera se lanzaron ofensivas sobre el Monte Kezwan, la región de Alya y las ciudades de Ein Issa y Sarrin, resultando en la resistencia y victoria a día de hoy de las autodefensas populares kurdas.

No está siendo un camino fácil. En los 65 días de la operación Comandante Rubar Qamishlo, concluida hace unas semanas, 118 milicianes de las YPG/YPJ cayeron en combate frente a los terroristas del Estado Islámico.

No obstante, y a pesar de las bajas, se han conseguido avances enormemente significativos y la liberación de una parte muy importante del territorio del norte de Siria. En una de las operaciones de liberación, la de la ciudad de Tel Abyad, se produjo un singular acontecimiento: el asedio y asalto a la ciudad se dio por el oeste por parte de las fuerzas del cantón de Kobane, mientras que por el este les milicianes del cantón de Cizire hacían lo propio, resultando en que, el pasado 23 de junio, ambas fuerzas se encontraron al sur de la ciudad, uniendo oficialmente ambos cantones y llevando con ello a cabo un hito de importancia mayor en el desarrollo de la guerra, pues la conexión entre los cantones de Kobane y Cizire permite ya un fluido paso de recursos, así como de personas e información, que antes no era posible, y siendo el cantón de Cizire el que produce mayor cantidad de provisiones de toda Rojava, mientras que Kobane es sin lugar a dudas el cantón más afectado y devastado por las fuerzas terroristas del Estado Islámico, esto está permitiendo ya un respiro y mejora de las condiciones de vida de la población residente en el cantón de Kobane, pero también de la de Cizire, por supuesto.

En la siguiente infografía se puede ver las fuerzas que combaten en el bando de Rojava en la campaña por la toma de Tel Abyad:

La toma de Tel Abyad y la unión de estos dos cantones supuso además un duro golpe para el Daesh, puesto que les cortaba una importante vía de suministro desde la frontera turca hacia Raqqa, cuartel general del Daesh. Unos días más tarde de estos acontecimientos, se producen en Túnez, Francia, Kuwait y en otras ciudades más una serie de atentados yihadistas, en el que se incluye uno realizado en Kobanê causando más de 200 muertes civiles, ataque que fue perpetrado por terroristas del Daesh que cruzaron la frontera desde Turquía hasta la ciudad.

En los primeros días de julio, Turquia declaraba en los medios sobre crear una zona de seguridad en Siria para evitar que el Daesh alcance sus fronteras. Para ello, iniciaría diálogos con Irán para llevarlo a cabo. En principio solo era una posibilidad, y con ese pretexto, pretendian impedir una posible unión de los tres cantones de Rojava. Efrin es el cantón más occidental y hay actualmente una separación de unos 100 km con respecto al cantón de Kobanê, cuyo frente se estabilizó en el río Éufrates, como se puede observar en el siguiente mapa donde se reflejan los distintos territorios controlados por los actores en este conflicto en Siria.

El 20 de julio, unas activistas de la Federación de Asociaciones de Juventudes Socialistas (SGDF) llegaron a la localidad de Suruç cerca de la frontera con Siria para partir hacia Kobanê y ayudar a su reconstrucción. Antes de cruzar la frontera, hubo una rueda de prensa que tuvo lugar en el jardín del Centro Cultural Amara y en mitad de ésta, se produjo un atentado suicida-bomba que acabó con la vida de 32 jóvenes activistas e hirió a otras 100. Sobre esta masacre no se tuvo claro quiénes fueron los autores del atentado, algunas apuntan al Daesh, otras, a agentes del gobierno turco. Unos días más tarde, Turquía instrumentalizaría esta masacre para lanzar unas operaciones militares contra el movimiento kurdo tanto dentro del Estado como en Siria, quebrantando de nuevo el proceso de paz del que llevaba la iniciativa el PKK. A nivel mediático, Erdogan anunciaba una ofensiva contra el Daesh tanto en operaciones policiales dentro del territorio turco como entrar en Siria para atacar posiciones yihadistas, a lo que también puso sus bases aéreas a disposición de la OTAN y la coalición contra el ISIS liderada por EEUU. Poco después, se descubrió que fue una represalia contra el movimiento kurdo y la izquierda turca, pues la gran mayoría de las detenidas eran kurdas y marxistas. A su vez, el Ejército turco bombardeó unas bases del PKK en Iraq, a lo que el PKK respondió con ataques a comisarías turcas, dejando claro que se acabaron los diálogos para la paz con el gobierno. Estos ataques al PKK recibieron la aprobación de Obama puesto que este partido todavía sigue en la lista de organizaciones terroristas. En ningún medio se menciona la complicidad entre el Daesh y Erdogan, algo que sabíamos desde que el Estado Islámico inició una ofensiva contra Kobanè. Turquía no dio ningún giro radical a su política de relaciones con el Daesh: ofreciendo apoyo logístico, comprando el petróleo de contrabando a la vez que atendía en hospitales clandestinos a militantes yihadistas heridos en combate.

Turquia utilizaba al Estado Islámico como marioneta en su política genocida contra la etnia kurda y su movimiento, creyendo que este grupo terrorista podría acabar con el movimiento kurdo en Siria, por eso les daba ayudas de todo tipo, con el fin de que los yihadistas hiciesen el trabajo sucio de liquidar al pueblo de Rojava. No obstante, al ver tantas pérdidas ante las YPG/YPJ principalmente, el gobierno de Ankara encontró ahora la situación perfecta para intervenir directamente.

A partir de entonces, Turquía pasa a ser otro actor en el conflicto e Irán parece que no intervendrá. La excusa del cordón de seguridad fue planeado para que el cantón más occidental, Efrin, no pudiera conectarse con el resto de Rojava, ya que eso supondría una gran victoria para el Movimiento de Liberación Kurdo a la vez que cortaría los suministros e intercambios con el Daesh en la frontera turca. Mientras, continúan los bombardeos a las bases del PKK en Iraq y comienza a haber choques con las YPG e YPJ en los alrededores del río Eufrates.

Sin duda, el escenario que se plantea actualmente para Rojava y el Movimiento de Liberación Kurdo no es para nada halagüeño: miles de detenciones contra militantes en Turquía, asesinato indiscriminado de activistas en las manifestaciones en la calle, bombardeo continuado de las bases, campamentos y pueblos del PKK en Iraq, y un deseo para nada oculto del Gobierno filoyihadista de Erdogan de acabar con toda rebelión asociada al Kurdistán. El hecho de que las YPG/YPJ sean aliados formales de EEUU en la lucha internacional contra el Estado Islámico les brinda cierta protección que, por ahora, les está sirviendo para no ser un objetivo más de los cazas turcos, pero, a fin de cuentas y como los y las kurdas bien saben, ellos/as no son más que un instrumento de los EEUU (al igual que ellos y ellas utilizan a los EEUU como un instrumento), y esto no va a durar eternamente. El quid de la cuestión reside en si nuestras compañeras y compañeros revolucionarios kurdos van a ser capaces de forjar alianzas inteligentemente y dar los pasos necesarios para seguir prolongando su experimento autogestionario, feminista y ecológico, o si no lo serán. Hasta ahora la práctica nos ha demostrado que sí. Esperemos que así siga siendo.

 Lus y Luisle

Kobanê. El epílogo

Tras la liberación de Kobanê, declarada oficialmente el 27 de enero, 134 días después de la ofensiva del ISIS sobre la ciudad, muchos kurdos y kurdas salieron a las calles a festejar la victoria a lo grande. Se acabaron los derramamientos de sangre, el silbido de las balas y las explosiones en la ciudad, la paz volvió gracias a las YPG, YPJ y otras fuerzas aliadas. Sus habitantes volverán a continuar la labor de profundizar en el proceso de construcción de la autonomía democrática. Pronto irán regresando a sus hogares aquellas personas que tuvieron que traspasar la frontera hacia Turquía huyendo de la guerra. Aquí termina un capítulo en cuyas páginas el pueblo kurdo ha escito unas valiosas lecciones de lucha heroica y revolucionaria, la cual no solo fueron las milicias las que pelearon, sino el pueblo entero ofreciendo apoyo logístico para que estas fuerzas pudieran seguir en el frente. Vencieron a una fuerza terrorista superior militarmente pertrechados con las armas que dejó el ejército iraquí y los yanquis con unos fusiles AK-47, unas ametralladoras y poco más.pero que se mostraron superiores por la determinación, la valentía, el corage y la fuerza de todo un pueblo autoorganizado con fuertes influencias libertarias. Sin embargo, la historia continúa y aún quedan pueblos que liberar alrededor de Kobanê:

mapa29

Como podemos observar, la ciudad de Kobanê está completamente libre de ISIS y podemos ver el estado de los frentes en fechas anteriores. A partir de aquí, a pesar de que en los alrededores todavía queda mucho terreno por recuperar, a las YPG, YPJ, FSA y Pershmergas no les supondrán mucho esfuerzo avanzar en las zonas colindantes puesto que las múltiples derrotas del ISIS dejaron armamento, carros de combate y municiones, además de numerosas bajas en las filas del ISIS. Ahora los combates se libran fuera de la ciudad, con un Estado Islámico debilitado y las YPG e YPJ ganando fuerzas tanto militarmente como moralmente y en efectivos.

Una vez más, este episodio nos demuestra que, reitero, la guerra y la revolución se tienen que hacer a la vez. Porque sin revolución, la guerra sería un sinsentido y estaría perdido de antemano por carecer de bases sociales en la retaguardia que permita dotarle de contenido político y revolucionario. Igualmente, una revolución sin guerra sería aplastada de inmediato por las fuerzas reaccionarias. Además, una revolucióin no es sino la guerra abierta entre el pueblo en armas que aspira a la construcción de una nueva sociedad basada en la libertad, la solidaridad y la cooperación, y la clase dominante que quiere imponer su dominio y tiranía.

No obstante, no nos quedemos únicamente celebrando las victorias de Kobanê, tenemos que conseguirlas aquí, en Europa o América latina, ¡o en el mundo entero!, por pequeñas que sean, pero que ayuden al avance de los movimientos populares en el seno de la sociedad capitalista, por la creación de una alternativa política fuera de las instituciones, tomando como referente la construcción de la autonomía democrática en marcha en Rojava. Su lucha es la nuestra, y su liberación también. Son importantes lecciones que demuestran que un pueblo organizado, sí puede materializar una nueva sociedad que supere el capitalismo, el Estado burgués, el patriarcado y los fanatismos de cualquier índole.

Todavía no cerremos el libro. Aún quedan muchas victorias que celebrar y más historias que escribir donde el pueblo sea protagonista y no cuatro gobernantes.

Biji YPG, biji YPJ. Kobanê azade!

Kobanê escribe en las páginas de la Historia

Por fin, después de más de 4 meses de sufrimiento, de intereses geopolíticos de la OTAN y EEUU con la complicidad de Turquía, después de que Kobanê se haya encontrado sola contra el monstruo de ISIS y donde parecía factible la caída de Kobanê cuando entraron en la ciudad. Después de durísimos enfrentamientos, numerosas bajas y muertes que dejaron mártires en las filas de las YPG e YPJ, después de sus contraofensivas las cuales consiguieron liberar con esfuerzo y perseverancia poco a poco más terreno, después de que finalmente EEUU haya decidido mandarles apoyo ante la presión internacional y las movilizaciones en solidaridad por todo el mundo, después del apoyo de algunas fuerzas del Ejército Libre Sirio (ELS), de la entrada de los Pershmerga; hoy por fin podremos celebrar una gran victoria, lograda a través del pueblo en armas. Un pueblo con una larga historia de luchas detrás y que, tras la puesta en práctica del confederalismo democrático, profundizaron en la revolución social y conquistar la autonomía democrática.

En el siguiente mapa vemos que a día 25 de enero ISIS prácticamente desapareció de Kobanê y según fuentes posteriores de las propias milicias, Kobanê ya ha sido liberada de la presencia del ISIS:

B8OCeZEIcAEcgsG.jpg:largeNo obstante, esta victoria no significa el final de la historia. Tras la guerra, gran parte de la ciudad está en ruinas a consecuencia de los intensos combates que se vivieron, lo cual, les tocarán una ardua tarea de reconstrucción. Por otro lado, el escenario político será distinto: las alianzas tácticas que hicieron las YPG e YPJ con otras fuerzas político-militares como el ELS y los Pershmergas podrían hacer que el régimen de Barzani del Kurdistán iraquí (alineado con las potencias occidentales y en cierta medida en conflicto con el modelo confederalista democrático de Rojava)  aumente su presencia en Rojava, así como podrían cambiar las relaciones entre Al-Assad y el PYD por la participación en este escenario del ELS. A esto hay que sumarle si EEUU exigirá algo a cambio por la ayuda que ha otorgado a las milicias kurdas o meterá sus narices en el proyecto de autonomía democrática de Rojava Cabría destacar también que este triunfo tampoco significaría el fin de ISIS, y mucho menos el del yihadismo. Los terroristas del Estado Islámico seguirán siendo una amenaza mientras sigan llegando a sus filas más militantes y sigan teniendo más suministros y municiones.

A pesar de todo, esta victoria es una gran inyección de moral y anima al resto de pueblos del mundo a continuar la lucha por la emancipación social. Además es una gran lección que corrobora que la guerra y la revolución se han de hacer a la vez y que este mismo pueblo ha de ser el actor político.

1 2 3