[Inocentada] Hacia la profesionalización de Regeneración

En estos últimos meses, hemos observado cómo las circunstancias de nuestras vidas están afectando a la actividad del proyecto. La constancia era uno de los deberes que no conseguimos acabar: hubo meses en que casi había publicaciones diarias, y hubo otros en los que prácticamente no había ninguna. Durante estos años, hemos intentado relanzar el proyecto, pero siempre acababa desinflándose. Este motivo sería una de las claves que nos llevó a plantearnos esto. Otra de las taras que se nos está presentando es el coste económico de mantener el proyecto. Aunque por ahora solo pagamos el dominio, estos últimos años no hemos sacado caja para donar a nuestro proveedor de hosting inventati. Es por ello que hace dos meses habíamos debatido la necesidad de profesionalizar el proyecto y buscar fuentes de financiación que permita podernos dedicarle más tiempo.

Este comunicado es un ejercicio sincero de transparencia para con los y las lectoras. Queremos que este proyecto perdure en el tiempo y conseguir nuestro objetivo de ser una referencia en la red sobre nuestra tendencia. Nuestro plan inicial era hacer ronda de contactos con los medios catalanes, pero luego nos dimos cuenta de que no sería viable debido al momento histórico en que nos encontramos, el cual pide reconciliación entre las Españas, además de que para poder llegar a un público mayor, y sobre todo a la juventud de clase obrera, el independentismo solo produciría divisiones de la misma clase al anteponerse el nacionalismo. Es por ello que hemos decidido dejar de lado el soberanismo catalán financiado por Soros e Israel, y que está utilizando al pueblo catalán para que legitime el proyecto de país puyolista.

Para ello, el próximo año iniciaremos conversaciones y negociaciones con diferentes medios de comunicación del llamado "Eje del mal". En nuestra lista tenemos a medios como HispanTV, TeleSur y Russia Today. Y con entidades políticas ya hemos establecido contactos informales con Izquierda Libertaria de Chile y los Castro. Habíamos descartado desde el principio toda colaboración con Podemos, ya que éstos se han posicionado firmemente en el bloque del 155.

Somos conscientes de lo que va a implicar. Obviamente tendremos que aceptar ciertas condiciones, como el no hablar mal de Rusia e Irán, y seguramente fijemos una cuota de porcentaje de publicaciones mensuales dedicada a propaganda rusa, iraní, bolivariana o del Frente Amplio. Trataremos de que esto no altere demasiado nuestras líneas editoriales, y que esta decisión es temporal y solo es para conseguir algo de financiación inicial hasta que podamos tener ingresos suficientes para echar a andar un proyecto totalmente independiente de dichos medios y formaciones políticas mencionados.

La profesionalización de Regeneración se constituirá como una cooperativa que dará empleo a 4 miembros ahora mismo en el paro: nuestro community manager y los actuales administradores del portal. Con ello podremos sacar adelante unas tiradas en papel, mejorar el posicionamiento en los buscadores de Internet, revitalizar la sección de actualidad y nuestro canal de Youtube con material audiovisual. Esperamos que para marzo hayamos firmado ya los contratos de colaboración con al menos dos medios de nuestra lista y ya tengamos constituida la cooperativa.

Finalmente, pedimos disculpas y comprensión a todas aquellas personas que nos están leyendo ante esta decisión tan incómoda, pero creemos que esta es la única vía para superar la dependencia a las circunstancias personales de cada cual que están afectando a la actividad de Regeneración.

Vacaciones de verano para todas y síndrome post-vacacional

Llega el verano, y sobre todo cuando llega agosto, pensamos en vacaciones. Este año he tenido la suerte de poder salir de mi habitual rutina y vivir otras experiencias. La razón de las vacaciones es que necesitamos desconectar de la dura realidad cotidiana y también de nuestros espacios de militancia. Vivir amargados por lo mal que está la situación no es vivir, siquiera se podría decir tener "conciencia política", "sensibilidad social" o como se le quiera llamar. Estar amargado porque la coyuntura se muestra muy fea no hará que cambie, ya que el pesimismo solo sirve para sufrir uno mismo de su propia impotencia.

Durante este período, nos desconectamos por unos días de todo lo relacionado con la política y tal. Entonces hacemos planes tales como irse al pueblo, a la montaña o a la playa, al extranjero unos días o buscar un trabajillo de verano para ganarse una paguita... Y entonces cuando llega septiembre, volvemos a la rutina de siempre contando lo que hemos hecho a nuestros colegas. Pero regresamos por lo menos descansadas, que es la clave. Ahora que finalizan las vacaciones, vuelvo a escuchar las mismas historias de siempre: el bloqueo institucional, los incendios forestales en agosto y la poca voluntad política prevenirlos y extinguirlos, la desmovilización generalizada, la subida del paro tras las vacaciones, el triunfalismo de las cifras de ocupación turística... Vamos, que la cosa sigue estando mal.

No obstante, ¿realmente tan mal están las cosas? Creo que ante el bloqueo instucional, sería interesante volver con la apuesta de movilizar en las calles, pero no recordando al 15M, sino con nuevas —y no tan nuevas— ideas, tales como continuar adelante con el sindicalismo de clase, las 5 de la PAH, la amnistía social, etc..., precedente de la articulación multisectorial, además de poner sobre la mesa la cuestión de la soberanía popular, que puliendo más este tema podría ser una base potente para construir un movimiento popular fuerte, ya que este tema engloba todos los ámbitos de nuestras vidas: política, economía, aspectos culturales, territoriales, medioambientales, energéticas, alimentarias, entre otros.

Realmente no tenemos por qué ser pesimistas. No tiene mucho sentido el culpar al éxito de Pokemon Go, a Sálvame, a los culebrones, a Podemos o a cualquier otra cosa "que idiotice a la clase trabajadora y que la tenga entretenida y no se movilice". El problema es que la izquierda, o es postmoderna, o es incapaz de ejercer de oposición efectiva a la derecha, o simplemente está en su ghetto ultrarrevolucionario de adoración a Lenin o Durruti. Cuando en buena medida, al carecer de proyectos políticos serios ni tenemos visión estratégica para disputarnos un espacio en el escenario político y social ni tenemos proyectos que ilusionen, hacen que la mayoría de la gente se despreocupe.

En fin, estas vacaciones me han servido para ver las cosas de manera más optimista, no en el sentido de que vayamos a conseguir nuestros objetivos en el corto-medio plazo, sino que hay que ir avanzando poco a poco, desde nuestros espacios de militancia y a la vez, hacia la clase trabajadora. Necesitamos un cambio en nuestros espacios, pero también necesitamos que haya una conexión con el resto de personas, ser parte de la sociedad y no aparte de ella, porque al fin y al cabo, si queremos el socialismo libertario, lo tenemos que construir junto con toda la clase trabajadora. Así pues, no hay motivos para sufrir del síndrome post-vacacional, porque el ciclo de la vida sgue y hay que afrontarlo lo mejor posible.

Tened por seguro que en este nuevo curso vamos a empezarlo continuando con nuestra apuesta por el poder popular. Y seguiremos adelante con las pilas recargadas.